Se quejan de cambios en seguro infantil

Preocupados padres, defensores de la salud infantil y legisladores temen que la atención de salud para menores no sea oportuna ni de la misma calidad
Se quejan de  cambios en seguro infantil
Preocupados padres, defensores de salud y legisladores, temen que la atención no sea de la misma calidad.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

SACRAMENTO.- La eliminación del programa Healthy Families y el traspaso de los niños bajo este programa a Medi-Cal matiene preocupados a padres, defensores de la salud infantil y legisladores quienes temen que la atención no sea oportuna ni de la misma calidad.

“Estamos muy preocupados porque todos saben que Healthy Families tiene mejores médicos, mejor atención. Funciona como un plan privado de salud en el que los niños si lo necesitan pueden ver a su médico el mismo día”, dijo

María de Lourdes Barajas, una madre de familia que reside en Torrance y tiene tres hijos de 15, 10 y 7 años en Healthy Families.

Añadió que en cambio en Medi-Cal no es fácil recibir la atención médica. “Muchos médicos de Medi-Cal ya están saturados y no quieren aceptar más pacientes. Cómo le van hacer para aceptar a cientos de miles de nuevos niños”, cuestionó.

El pasado mes de junio, los legisladores y el gobernador Jerry Brown aprobaron la eliminación del programa Healthy Families para ahorrarle al estado 64 millones de dólares en el año fiscal 2012-13.

Los casi 878,000 menores inscritos en Healthy Families serán traspasados al programa Medi-Cal que sirve a los más pobres del estado. El 47% de todos los niños en Healthy Families son latinos, un total de 409,000.

“Como defensora de la salud de los niños, sigo preocupada porque una red adecuada de doctores, dentistas y especialistas en pediatría familiarizada con la cultura latina y otras culturas, no sea reunida a tiempo para asegurar el acceso oportuno tanto para los niños de Medi-Cal como para aquellos que van a ser transferidos al programa Healthy Families”, dijo Kelly Hardy, directora de Política de Salud de la organización Niños Ahora (Children Now) con sede en Oakland.

Comentó que ella vive en la ciudad de Richmond (ubicada en el este de la Bahía de San Francisco) y después del incendio en la planta Chevron cuando su bebé empezó a respirar un poco chistoso, se sintió aliviada de poder llevarlo a un pediatra de inmediato. “Sé que las familias en Medi-Cal no disfrutan del mismo acceso a los servicios ni son atendidas rápido porque los doctores no son bien pagados”, señaló.

La transición del programa Healthy Families a MediCal será en cuatro etapas. La primera etapa programada para comenzar a no más tardar el 1 de enero, comprende la transición de 415,000 menores; la segunda a 249,000 para el 1 de abril; la tercera fase a 173,000 en agosto 1; y la cuarta fase traspasará 43,000 el 1 de septiembre.

En una carta dirigida a Diana Dolley, la secretaria de la Agencia de Servicios Humanos y de Salud el pasado 10 de agosto, los líderes legislativos demócratas, Darrell Steinberg del Senado; y John Perez de la Asamblea, le piden que el 1 de octubre les presente un plan detallado de la transición que sirva como base.

“La transición representa un importante desafío. Y estamos comprometidos a supervisar y monitorear la puesta en marcha y deseando trabajar con la meta de proteger la salud de nuestros niños en el estado”, expusieron en la misiva.

Los líderes quieren asegurarse que no haya ningún impacto negativo incluyendo el acceso a los médicos para todos los menores y aquellos chiquillos con necesidades especiales o que tienen enfermedades o condiciones serias.