Aumenta consumo de tabaco

Casi la mitad de la población mundial fuma o consume productos de tabaco.
Aumenta consumo de tabaco
Dos de cada tres hombres en México y Centroamérica son fumadores, pero es menos frecuente que en otros países.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

El estudio más grande a nivel mundial sobre el consumo de tabaco estima que casi la mitad de la población mundial fuma o consume productos de tabaco.

En la nueva edición especial de la publicación médica mundial The Lancet sobre medicina respiratoria, se publica un estudio que indica que hay una tendencia al incremento en el consumo de tabaco, a pesar de que por muchos años se ha tratado de controlar su uso.

La mitad de los adultos hombres en países en desarrollo todavía utilizan productos de tabaco, y cada vez son más las mujeres que comienzan a fumar a temprana edad. Pero, una de las cosas que más le preocupa a los investigadores es que hay pocos programas para ayudar a las personas que quieren dejar de fumar y son aún más pocas las personas que logran dejar el cigarrillo.

El Dr. Jon Samet, uno de los investigadores principales y jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicina Keck de University of Southern California (USC), dijo que en América Latina, dos de cada tres hombres de México y Centro América son fumadores, pero que lo hacen con menos frecuencia que en otros países. En promedio fuman entre 8 a 10 cigarrillos al día. La buena noticia es que los niveles de mujeres fumadoras en estos países continúa siendo bajo.

“En general, en México y Centroamérica las personas fuman menos que en Sur América. En los países de Sur América siguen costumbres más europeas”, dijo el Dr. Samet. “Cuando emigran a Estados Unidos siguen el mismo comportamiento que tenían en sus países de origen. Si fuman, siguen fumando”.

Esta investigación se realizó en Estados Unidos, Gran Bretaña y en 14 países en desarrollo entre los cuales están México, Uruguay, Brasil, India y China. Estos países representan a más de 3,000 millones de adultos, 661 millones de fumadores y 247 millones que usan tabaco que no se fuman.

“Aunque 1,100 millones de personas han sido beneficiadas por la adopción de políticas efectivas en contra del tabaco desde el 2008, el 83% de la población mundial no está cubierta por dos o más de estas políticas”, declaró Gary Giovino de la Universidad de Buffalo, Nueva York, quien lideró la investigación.

“Nuestros resultados llegan en un momento crucial con relación al control del tabaco, años después de la ratificación de la Convención del Marco de Control de Tabaco (FCTC)… y refuerzo de la necesidad de políticas más efectivas de control de tabaco”, declaró Giovino.

Estas conclusiones de expertos llegan en un momento en que muchas naciones están debatiendo políticas claves en contra del consumo de tabaco.

“Los gobiernos alrededor del mundo necesitan comenzar a darles ventajas económicas y regulatorias a los productores agrícolas que promueven la salud en lugar de los productos de tabaco que matan a las personas”, agregó Giovino.

Este estudio fue realizado entre octubre del 2008 a marzo del 2010 y comparó patrones de conducta de los fumadores, incluyendo esfuerzo para dejar de fumar. El estudio demuestra que hay niveles desproporcionados de consumo de tabaco entre hombres y mujeres, 41% y 5% respectivamente, así como variaciones enormes entre países, por ejemplo 22% de hombres fumadores en Brasil a 60% en el mismo grupo en Rusia; y, 0.5% en mujeres en Egipto a 25% en Polonia.

En los países desarrollados también hay diferencias. En Estados Unidos, el 16% de las personas fuman comparado con un 21% en Gran Bretaña.

“En los países a donde hay más fumadores, el fumar es visto como parte de la sociedad. Nosotros aquí en Estados Unidos ya no aceptamos esas prácticas… en algunos países es considerado un buen regalo de bodas regalar cajas de cigarrillos”, agregó.

El país con más fumadores es China con 301 millones, seguido por India con casi 275 millones. La Organización Mundial de la Salud estima que unas 6 millones de personas mueren anualmente por problemas de salud relacionados con el tabaco.