Elvis Presley está vivo

Fans de Elvis Presley, llamado el "Rey del Rock", lo recordaron ayer en el 35 aniversario de su muerte.
Elvis Presley está vivo
Seguidores de el "Rey del Rock' durante una vigilia de luces encendidas efectuada en la noche del viernes al frente de su casa, en Graceland, Tennessee.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- Decenas de miles de fans de Elvis Presley se congregaron el viernes en Memphis (Tennessee) para conmemorar el 35 aniversario de su muerte en la jornada estelar de una semana cargada de actos para mantener viva la figura del “Rey del Rock”.

Graceland, la residencia de Memphis donde vivió Elvis y en la que sufrió el ataque de corazón que le causó la muerte a los 42 años, acogió el 16 de agosto a unos 75,000 fervientes seguidores de la legendaria figura.

La vigilia que se celebró en Graceland hasta el amanecer de la fecha de su muerte fue el punto culminante de la Semana de Elvis, la celebración anual de la vida y la carrera del cantante, durante la cual sus admiradores se turnaron para rendir honores ante su tumba e iluminar el recinto con miles de velas.

La hija de Elvis, Lisa Marie, y su esposa Priscilla sorprendieron este año a los seguidores del artista al aparecer juntas por primera vez durante la vigilia a los pies de su tumba.

Lisa Marie y Priscilla suelen acudir cada año a la Semana de Elvis, pero nunca lo habían hecho juntas.

“Esto es algo que Elvis nunca, nunca, hubiera pensado que podría ocurrir aquí”, dijo Lisa Marie, subida a un escenario junto a su madre ante la multitud que portaba velas.

“Siempre me siento realmente feliz cuando vengo aquí. Siempre me recuerda la etapa más feliz de mi vida”, dijo la hija del “Rey del Rock” en una entrevista el viernes con la cadena de televisión NBC.

Graceland es una de las casas que más visitas turísticas reciben en Estados Unidos y un lugar que, según su viuda, es “totalmente él”. “Amaba su casa, siempre volvía aquí (…) Su presencia está en todas partes, en cada habitación”, explicó Priscilla.

Tras la vigilia se celebró un concierto especial con los miembros supervivientes de la banda de Presley, incluido Bobby Wood, en una carpa habilitada con 1,200 asientos, informó la organización en su página web.

Sin embargo, uno de los momentos más esperados fue el concierto que “el propio Elvis” ofreció a través de un sistema de proyección y audio que permitió a sus seguidores sentir cerca a su ídolo y con un precio de entrada que osciló entre los 100 y los 300 dólares (80 y 242 euros).

Durante el concierto se celebró el ya clásico concurso de imitadores de Presley, quien se ha convertido en una de las figuras públicas con más dobles de la historia.

Pero no todos son concursos e imitaciones, y es que entre los actos más especiales se encuentra la carrera Elvis Presley de cinco kilómetros, que parte de las puertas de Graceland y cuya recaudación se destina a una asociación que trabaja con niños y adultos discapacitados.

La Semana Elvis no podía concluir sin ofrecer a los coleccionistas y seguidores algunos de los objetos del artista, que fueron sacados a subasta el martes en el hotel Peabody de Memphis, y entre los que destacó el traje que el cantante llevó durante su histórica reunión con el presidente Richard Nixon en 1970.

“Elvis sigue siendo una de las figuras más populares y duraderas en la cultura pop estadounidense”, dijo Margaret Barrett, directora de objetos de recuerdo, entretenimiento y música de Heritage, la casa de subastas encargada del acto.

“Esta subasta, nuestro segundo evento totalmente dedicado a Elvis, es una celebración de su increíble vida y su legado. Desde autógrafos y documentos firmados, carteles de conciertos y fotos raras, a joyas y prendas de vestir de propiedad privada, grabaciones y una gran variedad de objetos de recuerdo”, añadió Barrett durante la presentación.

Y es que un año más se confirma que “El Rey del Rock” dejó tras de sí, en apenas 42 años de vida, un legado tan grande como para continuar vivo más de tres décadas después.