Akin es blanco de los demócratas

Aprovechan los comentarios del legislador republicano respecto a que las víctimas de "violación legítima" son capaces de impedir naturalmente el embarazo
Akin es blanco de los demócratas
Todd Akin era virtualmente desconocido más allá de su distrito, y hoy en día es famoso en todo Estados Unidos y hasta en el mundo por sus comentarios.
Foto: AP

DENVER, Colorado.- Todd Akin se ha convertido previsiblemente en el blanco preferido de los demócratas en las campañas por cargos legislativos.

Desde Colorado hasta Nueva Hampshire, pasando por Illinois, los demócratas ya están aprovechando los comentarios polémicos del legislador republicano de Missouri y candidato al Senado como un arma política. En entrevistas, informes de prensa y twits, censuran a Akin por haber dicho que las víctimas de “violación legítima” son capaces de impedir naturalmente el embarazo. Asimismo tratan de asociar a sus rivales a una legislación apoyada por Akin.

Estas acciones podrían ser solo el comienzo, ya que Akin hasta ahora se ha negado a abandonar su candidatura pese a exhortaciones de los mismos republicanos, incluso el candidato presidencial Mitt Romney, y a la condena generalizada a sus declaraciones.

“La gente está disgustada y asombrada”, comentó Joe Miklosi, candidato demócrata en los suburbios de Denver, que vinculó con Akin a su oponente, el representante republicano Mike Coffman, horas después de los comentarios conflictivos.

Miklosi envió un twit que decía: “Mike Coffman y Todd Akin han luchado juntos contra las mujeres en el Congreso” y cargó un video en línea en la que Akin elogia a Coffman en la Cámara de Representantes.

Coffman respondió exhortando a Akin a que abandone su candidatura y rechazó sus comentarios sobre violación por considerarlos “equivocados, inadecuados y dañinos para las mujeres en todo el país”.

Es una escena que se repite en las campañas para cargos legislativos en toda la nación. Los comentarios de Akin sobre la violación son esgrimidos en más de una docena de pujas electorales, particularmente en la que legisladores en ejercicio se sumaron a Akin para copatrocinar una legislación que habría redefinido la violación como “violación a la fuerza”.

La mayoría de los demócratas y grupos de mujeres objetaron dicho lenguaje por sugerir que hay diferentes grados de gravedad en la violación.

En Nuevo Hampshire, Annie Kister se manifestó “decepcionada” de que el representante republicano Charlie Bass no hubiese exhortado a Akin a abandonar su campaña. Y Bass se apresuró a hacerlo.

En Illinois, otra aspirante demócrata, Cheri Bustos, instó a su adversario, el representante republicano Bobby Schilling, a devolver una donación de dos mil dólares de Akin. Schilling lo hizo y además emitió una declaración en la que expresó disgusto por las declaraciones de Akin.