Trabajadores exigen derechos

Empleadas domésticas y obreros de bodegas reclaman salarios dignos, pago de horas extras y descansos
Trabajadores exigen derechos
Cientos de personas protestaron en Sacramento por sus derechos laborales.
Foto: Araceli Martinez

SACRAMENTO.- Cientos de trabajadores domésticos y de las bodegas, en su mayoría latinos, llegaron a Sacramento para presionar a los legisladores para que se aprueben leyes que les garanticen derechos básicos laborales como salarios dignos, pagos de horas extras y descansos.

Daniel López quien va para tres años trabajando en las bodegas, dijo que al comenzar estaba contento, porque tenía un empleo. “Luego comenzaron a no pagarnos lo justo, nos faltaban horas en los cheques. Y nos hacen trabajar más de ocho horas al día, y no nos pagan horas extras. Si pasa esta legislación pararían todos los robos que nos hacen”, dijo.

El trabajador se refería al proyecto de ley AB1855 de la asambleísta demócrata de Pomona, Norma Torres que haría obligatorio que los contratistas tengan suficientes fondos para pagar a los trabajadores.

“Son miles de trabajadores los que se podrían beneficiar. La mayoría latinos. Sólo en el área de San Bernardino y Riverside son 85,000 trabajadores pero esta ley afectaría a todo el estado. Así que son miles los que podrían usar esta ley para asegurar que los subcontratistas que los contratan cumplan”, dijo Guadalupe Palma, del Sindicato de Trabajadores Unidos.

José Martínez, otro trabajador que vino a Sacramento hizo ver que les ponen mucha presión y hay malos tratos en las bodegas. “No sólo, no nos pagan lo justo sino que no nos dan descansos”, comentó.

La asambleísta Torres dijo que realmente los trabajadores de las bodegas han sufrido demasiado. “He escuchado muchos testimonios de mujeres que las espían cuando van al baño. Les pagan por contenedor no por hora. Eso es demasiado porque pueden pasar horas y no les dan ni el mínimo”, denunció.

Otros abusos son que no tienen baños. “He visitado muchas bodegas pero cuando yo voy, todo está muy bonito. Vi una historia de cuatro señoras trabajando en un lugar muy chiquito, lleno de cajas hasta arriba y no se podían mover. Cómo un ser humano puede trabajar así”, cuestionó.

California prohíbe los contratos laborales que no tienen los recursos financieros para cumplir con la ley en la agricultura, construcción, costura, limpieza y seguridad. La AB1855 ampliaría esta protección a cientos de miles de trabajadores de las bodegas. La medida ya fue aprobada por la Asamblea y el Senado y va hacia el escritorio del gobernador.

Al mismo tiempo, ayer llegó una caravana de trabajadoras domésticas de todo el estado para pedir a los legisladores que aprueben la iniciativa de ley AB889 que les permitiría el pago de horas extras y tener derecho a descansos.

“Las trabajadoras de casas como los del campo no están incluidos en las leyes laborales como cualquier otro trabajador en el estado o a nivel nacional. Esta propuesta de ley aseguraría que fueran tratadas como cualquier otro trabajador con todas las protecciones laborales”, dijo Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla) quien viajó desde la ciudad angelina para apoyar a las domésticas.

Por otro lado, apenas este lunes, el pleno del Senado aprobó una medida, la AB1313 que busca que se les pague a los campesinos tiempo extra después de ocho horas al día o 40 horas a la semana. Hace dos años se aprobó una legislación similar pero el entonces gobernador Schwarzenegger la vetó. Antes de ir al escritorio del gobernador, el proyecto de ley tiene que ser aprobado por el pleno de la Asamblea, la próxima semana.