Buscan evitar más suicidios en puentes

El Golden Gate es el puente del mundo desde donde más gente se suicida.
Buscan evitar más suicidios en puentes
El Golden Gate es el puente donde más gente se suicida. Desde su apertura en 1937, unas 2000 personas se han quitado la vida.
Foto: AP

SACRAMENTO.- “En el mismo momento que salté y me lancé al agua, me di cuenta que había cometido un error y no quería morir. Entonces, aún en el aire, le pedí a Dios que me salvara”, dijo Kevin Hines de 30 años, uno de los pocos que se han tirado desde el famoso puente Golden Gate y logran vivir para contarlo.

Hines tenía 19 años en el año 2000 cuando el 25 de septiembre, desesperado por la bipolaridad que padecía, y sintiendo que no merecía un futuro, se tiró del puente que une a San Francisco con el condado de Marin. “Es la peor decisión que he tomado en mi vida”, aseguró.

Tras caer de una altura de 75 metros (244 pies), Hines estuvo doce minutos en el agua, con la espalda rota, tratando de no ahogarse y rezando para no morir hasta que la Guardia Costera lo rescató.

“!Muchacho que hiciste! Sabes todos los muertos que hemos recogido porque se han tirado del puente”, recordó que le dijo el guardia costero.

Hines pasó meses en el hospital y luego en un centro psiquiátrico. “He aprendido a manejar el desorden bipolar con rasgos psicóticos que tengo; y encontré mi vocación dando pláticas por todo el mundo para enseñar que el suicidio no es la solución a ningún problema. Y que la vida en sí, es un gran regalo”, dijo.

No todos han tenido la suerte de Kevin Hines y han logrado escapar a la muerte tras lanzarse de un puente. El famoso director de películas de acción, Tony Scott murió apenas el domingo pasado cuando se tiró del puente Vincent Thomas de Los Ángeles.

El puente Vincent Thomas, Golden Gate y el Foresthill al Norte del estado, y el más alto de Estados Unidos son usados con mucha frecuencia por los desesperados para poner fin a sus vidas.

Los miles de turistas que llegan del todo el mundo atraídos por la belleza del Golden Gate no se imaginan que es el puente en el mundo donde más gente se suicida. Desde su apertura en 1937, cerca de 2000 personas, se han quitado la vida al saltar. Un promedio de 30 suicidios por año.

“Necesitamos trabajar para poner barreras en esos puentes y algunos edificios de California porque ayudarán a salvar vidas”, dijo el asambleísta demócrata de San Francisco, Tom Ammiano quien como ex director del Distrito del Puente Golden Gate, trabajó por más de una década para levantar barreras en el símbolo más distintivo de la ciudad.

Ammiano consiguió que se aprobará la construcción de una red protectora para evitar que más personas se suiciden saltando al mar desde el puente. “Conseguimos un diseño muy bonito y vamos a empezar a construir la red de seguridad muy pronto. Calculamos que en un año estará lista”, comentó.

Como nuevo miembro del Comité de Transportación de la Asamblea, dijo a La Opinión que el año que entra presentará un proyecto de ley para que todos los puentes de California tengan barreras de contención contra los suicidios.

Los críticos consideran que las barreras no harán nada para detener a los que intentan suicidarse ya que buscarán cualquier otro lugar para quitarse la vida.

“Las barreras sí funcionan. Eso de que se van a ir otra parte a cometer un suicidio no es verdad porque los estudios demuestran que el 95% de quienes han querido acabar con sus vidas, se detienen cuando encuentran obstáculos”, indicó Hines, sobreviviente del Golden Gate.

“Aunque yo tuve pensamientos suicidas semanas antes de lanzarme desde el Golden Gate, y hasta dejé una nota un día antes de lanzarme, el acto en sí, es un impulso para parar el sufrimiento emocional y mental que uno vive”, precisó.

Eve Myer, directora de San Francisco Suicide Prevention, una organización no lucrativa que trabaja para prevenir los suicidios dijo que es obligación de todos hacer la comunidad más segura. “Tenemos ayuda para las personas que sufren un divorcio, violencia doméstica y en todos los temas, pero para prevenir el suicidio, hay una cultura en el país de coraje y de ignorar a los suicidas”, anotó.

“¿Acaso ignoramos a quienes les dan un ataque cardiaco y les decimos para qué te ayudamos, si te va a volver a dar otro. Los puentes son muy peligrosos para quienes tienden al suicidio y son impulsivos. Si quienes no pueden pensar claramente por el dolor emocional que tienen, encuentran una barrera en un puente, simplemente se irán a casa y no tomarán decisiones equivocadas”, recalcó.

Donde llamar para buscar ayuda y evitar un suicidio:

Línea Nacional de Prevención de Suicidios

: 800-273-8255.

Para español presione 2.