Pleito de barras deja 5 heridos

BUENOS AIRES, Argentina (EFE).- Cinco heridos, dos de ellos graves, fueron ingresados ayer al hospital como resultado de un choque con armas de fuego ocurrido entre grupos antagónicos de la barra brava del Boca Juniors en la provincia argentina de Santa Fe, donde el equipo auriazul visitó al Unión en un partido de la Liga de futbol de Argentina.

El encontronazo entre hinchas violentos se produjo horas antes del encuentro en la autovía Rosario-Santa Fe, cuando unos 900 de ellos debían regresar a Buenos Aires, por orden de la policía, ya que no tenían boletos para entrar al estadio.

Transportados en 11 autobuses y decenas de coches, los hinchas se enfrentaron primero a los policías y después a otro grupo de ultras que, con entradas en su poder, se dirigían al estadio.

Uno de los jefes policiales dijo a la prensa que los heridos están fuera de peligro, que pertenecen al grupo liderado por Mauro Martín, actual cabecilla de la barra brava boquense, y que al menos dos han sido detenidos.

La policía indico que el grupo que no tenía boletos y que responden a Rafael Di Zeo, exjefe de la barra auriazul, provocó los incidentes cuando buena parte de ellos bajaron de los vehículos en los que viajaban y mostraron a sus oponentes armas de fuego.

Los miembros de ambas bandas se enfrascaron en un tiroteo pese a que eran custodiados por elementons policiacos.

La guerra por el control de la barra brava boquense lleva varios años de desatada y su botín son numerosos negocios informales montados alrededor y dentro del club, situación similar a las que ocurren en todas las estructuras del futbol de Argentina.

En el partido, con goles de Rolando Schiavi y Nicolás Blandi, Boca Juniros venció 2-1 a Unión de Santa Fe en el inicio de la cuarta fecha del Torneo Inicial y quedó transitoriamente como líder.