Hambre de tigre

Atlético de Madrid repasa por 4-0 al Athletic de Bilbao con tres goles de Radamel Falcao

MADRID, España (AP).- El colombiano Radamel Falcao firmó ayer un triplete para darle al Atlético de Madrid su primera victoria en la liga española de futbol al vapulear 4-0 al visitante Athletic de Bilbao.

Falcao, que acabó la campaña anterior como tercer máximo cañonero del campeonato, inauguró su cuenta goleadora a los 20 minutos y la amplió a los 42′ y 59′. Tres dianas que, unidas la cuarta de Tiago (84′), dejan al equipo que entrena el argentino Diego Simeone con cuatro puntos en la clasificación.

“Quiero superar mi marca del año pasado. Estoy muy satisfecho por el partido que he realizado pero, sobre todo, por la victoria tan contundente. Ahora vamos por la Supercopa (el viernes contra el Chelsea inglés”, declaró Falcao.

El Athletic, dirigido por el también argentino Marcelo Bielsa, suma dos derrotas en las dos fechas disputadas.

“El resultado es justo. Fuimos impotentes frente a la dimensión del rival”, dijo Bielsa.

Falcao abrió la lata con un golazo forjado en un saque de banda, en que el brasileño Filipe Luis lanzó al “Tigre”, que sorteó por línea de fondo el marcaje de Mikel San José y salvó la salida de Gorka Iraizoz picando con poco ángulo.

Iraizoz tapó un posterior disparo lejano de Filipe Luis, pero el Athletic sólo replicó con una parábola desviada de Ander Herrera.

Tras nuevos zapatazos de Jorge “Koke” Resurección y Falcao, el Athletic pareció conforme con alcanzar el descanso en mínima desventaja, pero el colombiano volvió a castigar las falencias de la zaga bilbaína con su segundo gol, de espectacular volea a centro del uruguayo Diego Godín.

El tercero lo anotó de penal por mano de Carlos Gurpegui, y el Atlético redondeó la goleada con un misil de Tiago.

Dos goles de penal de Víctor Pérez, a los 38 y 48 minutos, bastaron al Valladolid, que jugó con un hombre más durante toda la segunda mitad y parte de la primera.

Valladolid dominó la posesión ante un Levante precavido y que casi sacó partida de un par de errores en el despeje de Antonio Rucavina, pero el lateral serbio compensó sus fallos defensivos con constantes subidas en ataque.

Tras un primer cabezazo de Javi Guerra, Rucavina provocó un penal por mano de David Navarro que significó también la expulsión por doble tarjeta amarilla del central. Pérez remató a la izquierda del arquero Gustavo Munúa para poner en ventaja al Valladolid.

Las cosas no hicieron más que empeorar para el Levante en la reanudación pues Pape Diop cometió otro penal sobre Omar Ramos y Pérez repitió desenlace, esta vez a la derecha de Munúa.