Un “ojo de la cara” le costará al NYPD balacera en Manhattan

En el pasado la Uniformada ha tenido que pagar millonarias demandas, por “balas perdidas” de los oficiales que hieren o matan a gente inocente

Un “ojo de la cara” le costará al NYPD balacera en Manhattan
Una persona recibe asistencia tras ser herida en la cabeza como parte del incidente ocurrido cerca del Empire State.
Foto: AP

Nueva York – La Policía de Nueva York tendría que desembolsar pronto una fuerte suma de dinero para pagar las millonarias demandas que seguro ya se están preparando, tras la balacera ocurrida el pasado viernes cerca del edificio Empire State que dejó nueve civiles heridos por balas disparadas por policías.

Cuando oficiales abatieron a tiros a un hombre el pasado viernes en plena calle de Manhattan, lo que más llamó la atención, aparte de que el suceso ocurrió fuera de uno de los lugares más famosos de la Gran Manzana, fue que nueve personas resultaron heridas por balas disparadas por los propios uniformados.

Y esta no es la primera vez que el NYPD enfrenta la crítica pública por lo que ha sido catalogado como un excesivo uso de la fuerza, y tampoco será la primera vez que la Ciudad tenga que usar millones de fondos de los contribuyentes para pagar por los “errores” tácticos de los oficiales.

A penas el pasado 11 de agosto, la Policía le disparó más de 12 veces a un hombre armado sólo con un cuchillo tras perseguirlo por varias cuadras cerca de Times Square. El caso generó gran crítica, ya que se cuestionó que se haya disparado tantas veces contra un individuo en una zona abarrotada de turistas, en vez de intentar solamente herirlo y desarmarlo. Ya la familia del fallecido anunció que prepara una demanda contra la Uniformada.

Pero quizás el caso más destacado en la ciudad ha sido el del inmigrante Amadou Diallo, quien recibió 19 impactos de bala por parte de policías en 1999, luego que los uniformados pensaran que el hombre estaba armado y dispararon 41 veces. Por este caso el NYPD enfrentó una demanda por $61 millones, pero luego de arduas negociaciones con la familia terminó pagando solamente $3 millones.

Otro de los casos más sonados fue el de Sean Bell en el 2006, el novio que fue muerto por policías la noche antes de su boda, y por lo cual la Uniformada tuvo que desembolsar $3.25 millones tras una demanda civil. En esa oportunidad, la balacera tuvo lugar en Queens, y al igual que el caso de Diallo, los policías alegaron que habían detectado la presencia de un arma en la escena. Los oficiales involucrados en el caso, y que dispararon un total de 51 tiros en pocos segundos, fueron a juicio por cargos de asesinato, aunque no fueron declarados culpables.