Baca contra la ‘Ley de Confianza’

Pone en 'posición incómoda' a las agencias del orden, dice el sheriff

Uno de los principales defensores del programa Comunidades Seguras, el Sheriff de Los Ángeles Lee Baca, duda que las autoridades federales permitan a California modificar dicha iniciativa a través de la “Ley de Confianza”, una propuesta que está en el escritorio del gobernador Jerry Brown.

“California puede hacer recomendaciones, pero no puede cambiar la ley federal”, aseguró Baca en una entrevista con La Opinión. “Una creencia de los autores de esta ley es crear un nuevo estándar para la ley federal que actualmente existe”, comentó el jefe policiaco.

A la espera del respaldo o veto del gobernador Brown, luego de ser aprobada el viernes pasado por la Asamblea estatal, la “Ley de Confianza” prohibiría a las autoridades locales retener indocumentados para remitirlos al gobierno federal una vez que sean liberados. Sólo se ignoraría cuando se trate de personas que enfrenten cargos por crímenes serios.

A decir de Baca, esta propuesta legislativa pondría a las corporaciones policiacas de California en una “posición incómoda”, por lo cual pidió a sus promotores impulsar los cambios a las normas migratorias directamente en la capital del país, no desde Sacramento.

La opinión del Sheriff de Los Ángeles es que Comunidades Seguras sigue operando a favor de la seguridad pública, al enfocarse en criminales peligrosos.

Carlos Alcalá, vocero del asambleísta Tom Ammiano, autor de la legislación, explicó que no se estaría violando ninguna ley federal ya que Comunidades Seguras es sólo un programa. “La ley federal está arriba del estado, pero no es responsabilidad de la Policía aplicar las leyes federales”, dijo.

Un grupo de titulares de agencias del orden, del cual se ha descartado Baca, ya estudia la manera de derrotar la iniciativa si es firmada por Brown, alegando que les haría desobedecer al gobierno federal o al estatal cuando tengan en sus centros de detención a un indocumentado.

El jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Charles Beck, la considera como la única manera de lograr que Comunidades Segura funcione correctamente y deje de expulsar del país a personas que no tienen cuentas pendientes con la justicia, como han revelado distintos reportes.

“Necesitamos algunas restricciones que eviten las deportaciones del gobierno federal, pero también creo que hay muchas personas que deberían ser deportadas, es según como se vea el asunto, cuáles son los crímenes que se imputaron a las personas que desencadenan el programa Comunidades Seguras, esa es la pieza importante para mí”, dijo Beck a La Opinión.

Hasta que no pase la ley en Sacramento, mencionó el jefe del LAPD, su corporación seguirá obedeciendo las peticiones de retención de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

“Si no lo hacemos no creo que sea una violación de la ley federal, por eso creo que tenemos la habilidad de hacer esto pero debe ser requerido por la legislación”, señaló Beck.

El gobernador Brown tiene hasta el 30 de septiembre para decidir el futuro de la “Ley de Confianza”.