Brewer no teme ahuyentar el voto hispano

La controversial gobernadora de Arizona continúa apoyando una mano dura hacia el problema de la inmigración ilegal
Brewer no teme ahuyentar el voto hispano
Jan Brewer ha sido firme en su postura antiinmigrante y pretende que se propague a nivel nacional.
Foto: AP

TAMPA, Florida.- La gobernadora republicana de Arizona Jan Brewer, dijo que el Partido Republicano debía continuar adoptando una mano dura hacia el problema de la inmigración ilegal sin temor a perder por esto el voto de los latinos.

“No pienso que esto se trate de la inmigración, sino del respeto de nuestras leyes”, dijo Brewer quien encabeza a los delegados de Arizona que participarán en la nominación de Mitt Romney durante la Convención Nacional Republicana (RNC).

Brewer, quien no hablará durante la convención, es conocida a nivel nacional como una figura polarizadora dentro del Partido Republicano por defender leyes como la SB 1070 y abogar por la autodeportación de los indocumentados.

La gobernadora promulgó la ley en el 2010 y posteriormente recaudó fondos para su defensa legal ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

La ley que hace obligatorio que la policía verifique el estatus migratorio de una persona –una provisión que aún no ha entrado en efecto- fue considerada como un modelo a seguir por Romney en declaraciones durante la primarias republicanas.

“Está mal ver esto como que somos racistas”, dijo Brewer “Yo no soy racista, y cuando vienen a protestar enfrente del Capitolio y me tratan así, ésa no es forma de llegar a una solución”.

Brewer hizo este comentario un día después de que el exgobernador de Florida Jeb Bush le dijera al periodista David Gregory de ‘Meet the Press’ que era necesario cambiar el tono negativo del debate migratorio dentro del partido.

“Romney puede abrir camino con el voto latino si se enfoca en cómo crear un clima para crear empleos y crecimiento económico”, dijo Bush quien dará un discurso durante la RNC este jueves.

Para muchos latinos republicanos Brewer representa un aspecto extremo dentro del partido al igual que figuras controversiales como el sheriff del Condado Maricopa Joe Arpaio, quien enfrenta acusaciones por discriminar contra los latinos.

“No quiero ser una política polarizadora, quiero respetar la ley y los derechos humanos y encontrar soluciones. Pienso que con un nuevo presidente vamos a ir en esa dirección”, dijo Brewer.