John Sununu: Una cara ‘amistosa’ para los inmigrantes

El nuevo portavoz de Mitt Romney para temas latinos habla español y es descendiente de libaneses nacido en la Habana.
John Sununu: Una cara ‘amistosa’ para los inmigrantes
John Sununu posa con su familia para una revista neoyorquina. El político ha dicho que su mayor logro son sus 8 nietos.
Foto: AP / Jim Cole

Tampa, Florida- Conozcan al nuevo portavoz del candidato Mitt Romney sobre temas latinos: John Sununu, ex jefe de gabinete del ex presidente Bush padre, descendiente de libaneses nacido en La Habana Cuba, ex gobernador de New Hampshire.

Sununu, quien habla un buen español, encabezó ayer un grupo de líderes latinos de la Convención Nacional Republicana quien llevará a la prensa el mensaje de la campaña del republicano para los medios en español.

Se trata de un personaje controvertido, o por lo menos se ha vuelto en los últimos días, luego que comentó en televisión que “ojalá Obama supiera ser más estadounidense” y acusando en vivo a una reportera de CNN de ser portavoz de la campaña del Presidente. Pero también es útil para los intentos de Romney de dar una más conocida a sus intentos de atraer el voto latino.

En un “briefing” para los medios en español durante el abortado primer día de la convención, Sununu, junto con una líder puertorriqueña Fornalledas, el ex procurador de puerto rico José Fuentes Agostini y el congresista Quico Canseco, de Texas, presentaron una visión más “amistosa” del partido republicano hacia los latinos y los inmigrantes que la que mantuvieron durante la primera parte del año electoral durante las primarias.

“Jeb Bush está en lo correcto (en decir que el partido debe acercarse a los latinos), pero Mitt Romney lo entiende y por eso estamos teniendo esta convención aquí en Florida, donde el voto latino es tan importante”, dijo Sununu ante docenas de periodistas de habla hispana en el gran salón de conferencias de la zona de medios de esta convención.

Por supuesto, la convención se realiza en Florida no solamente porque aquí es importante el voto latino, un 21% del total, sino porque este es un estado competitivo, en inglés les llaman “battleground states”, porque en las competencias presidenciales a veces vota por un republicano (George W. Bush) y a veces por un demócrata (Obama en 2008 y Bill Clinton en 1996).

Pero Sununu, Canseco y los demás portavoces latinos de la campaña de Romney quieren comunicar la idea de que el candidato está interesado en traer a los latinos a la tolda republicana, aunque su equipo hizo poco para darse a conocer a esta comunidad –con excepción de las primarias de Florida.

“La mayoría de la gente aún no está prestando atención y empiezan a hacerlo ahora con la convención”, dijo el ex procurador de Puerto Rico, Fuentes Agostini. “Aunque no compartimos nuestras encuestas privadas lo que hemos visto hasta ahora indica que entre 20 y 25% de los latinos aún está indeciso en la presidencial y todavía puede decantarse por Romney”.

No está claro de donde sacó Fuentes esta cifra, ya que la encuesta Impremedia/Latino Decisions, sólo registró un 9% de indecisos, aunque esto puede variar por estado.

Canseco, por su parte, declaró que “tenemos que alejarnos del término auto deportación y ese tipo de retórica” y declaró que Romney cree en la necesidad de tener “un buen programa de trabajadores temporales”. Canseco, congresista de Texas electo en 2010, es integrante del ultraconservador Tea Party y apoyó la Ley de Arizona, creada e impulsada bajo el concepto de auto deportación.

Durante la competencia primaria por la nominación republicana, Mitt Romney apoyó el concepto de “auto deportación”, un término creado por los ideólogos de la Ley de Arizona y otras similares, entre ellos el procurador de Kansas Kris Kobach, que significa, esencialmente, hacer la vida tan difícil a los indocumentados que se tengan que regresar a sus países.

La “auto deportación” es el concepto detrás de las leyes estatales de Arizona, Georgia, Carolina del Sur, Alabama y otros intentos similares que se vieron en municipios y gobiernos locales.

No obstante, aunque Romney apoyó el concepto y usó esas palabras en un debate republicano, en enero de este año, su interpretación sobre lo que significa es que se refuerza la ley, haciendo imposible que los inmigrantes puedan trabajar y que así, se vayan a sus países.

Pero el tono en esta convención en temas latinos se ha suavizado.

Ayer, la campaña de Romney lanzó un nuevo comercial de radio con la voz e imagen de Craig Romney, el hijo del candidato que vivió en Chile como misionero y habla español. En el comercial, Romney recuerda a la audiencia, en ese idioma, que Romney “es un hombre de grandes convicciones, que lleva más de 40 años casado con mi mamá y tiene cinco hijos y 18 nietos”. Craig también hace uso de su abuelo George, apuntando que “nació en México” y prometiendo que “mi padre sabe cómo revivir el sueño americano”.

Romney invita a los latinos a “conocerlo y escuchar sus ideas”.