Merengues a remontar

Buscarán romper mala racha ante Barsa en la vuelta de la Supercopa

BARCELONA, España (AP).- El Real Madrid afronta hoy un duro reto: remontar la final de la Supercopa de España en el partido de vuelta, en casa, contra el Barcelona, y así ganar su primer título de la temporada.

El resultado favorable al Barsa por 3-2 en el choque de ida no se antoja el único obstáculo del vigente campeón de Liga, pues el Madrid arrastra el peso de un mal inicio de campaña, donde aún no conoce la victoria en sus tres partidos disputados.

Tras ceder un empate de local en el estreno liguero ante el Valencia, perder en el Camp Nou por la Supercopa y repetir derrota en el campeonato el domingo contra el Getafe, el equipo blanco siente la necesidad de dar un vuelco inmediato a su mala dinámica.

“Tengo una prioridad y mi prioridad es saber si la actitud que hemos tenido ante el Getafe fue una situación ocasional o si es una situación como consecuencia de un perfil psicológico, que el equipo ha construido”, señaló el DT madridista José Mourinho ayer.

“Puedo perder la Supercopa y el partido, pero lo fundamental es saber qué jugadores tengo, qué perfil psicológico tengo” señaló.

Su presidente, Florentino Pérez, logró desviar algo la atención el lunes con el fichaje del croata Luka Modric.

Queda por ver si considera oportuno su debut Mourinho, para quien la Supercopa es el trofeo menos importante de la temporada.

Es por ello que el portugués volverá seguramente a contar con Pepe para el eje de una defensa que concedió tres goles en su último cruce con el Barsa.

Las aguas bajan algo más calmadas en el bando catalán pues, a diferencia del Madrid, el Barsa cuenta por victorias sus tres partidos oficiales hasta la fecha.

La última, por 2-1 en Pamplona contra Osasuna, fue poco lucida, y Lionel Messi se encargó de desatascar un partido que se le complicó al plantel de Tito Vilanova, quien convocó para este duelo al mexicano Jonathan dos Santos, con dos goles en el último cuarto de hora.

Messi, con 5 tantos en tres juegos, firma el mejor arranque de temporada de su carrera.

Su principal rival para ganar del próximo Balón de Oro no es otro que Cristiano Ronaldo, quien sólo lleva un gol.

El cotejo significará el debut de Tito en el Bernabéu.