Guatemala rechaza amparo contra extradición de expresidente Portillo

La Corte despeja el camino para que sea entregado a EEUU.

Guía de Regalos

Guatemala rechaza amparo contra extradición de expresidente Portillo
El expresidente Alfonso Portillo durante el juicio en su contra.
Foto: Archivo / EDLP

Guatemala.- La Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala, máximo tribunal del país, rechazó un recurso de amparo presentado por el expresidente Alfonso Portillo (2000-2004) para evitar su extradición a los Estados Unidos, con lo que despejó el camino para ser entregado a esa nación.

El magistrado Mauro Chacón, presidente de la CC, dijo en rueda de prensa que el fallo fue emitido “por unanimidad” entre los miembros de ese alto tribunal, y que no era “meritorio” conceder el amparo solicitado por la defensa de Portillo para evitar su extradición.

El exmandatario es reclamado por una Corte de Nueva York que lo acusa de haber utilizado el sistema bancario estadounidense para “lavar” unos 70 millones de dólares que habrían sido defraudados al Estado guatemalteco durante su mandato.

Los abogados de Portillo pretendían que la CC anulara la autorización para ser extraditado a Estados Unidos, porque su vida corre peligro si es enviado a ese país.

En noviembre del año pasado, el entonces presidente Álvaro Colom (2008-2012), autorizó la extradición de Portillo, última instancia establecida por la legislación local, luego de que la Justicia guatemalteca hubiera accedido a la petición estadounidense.

El abogado Gabriel Orellana, uno de los defensores del exmandatario, dijo a los periodistas que “analizará” el fallo de la CC, pero estimó que “aún quedan acciones” que realizar para evitar la extradición de su cliente a los Estados Unidos, sin precisar las mismas.

Por su parte, el fiscal costarricense Francis Dall’Anese, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), dijo a medios locales que con su fallo, la CC “conjuró” el peligro de que Guatemala se convirtiera en “un nido de delincuentes internacionales”.

“Al incumplir con la aplicación del proceso de extradición, Guatemala sería aislada en el contexto de las naciones y podría convertirse en guarida de delincuentes internacionales” que hubieran encontrado acá refugio a la extradición, señaló Dall’Anese.

La Cicig, la entidad de las Naciones Unidas que colabora con Guatemala en combatir a los grupos criminales incrustados en el Estado para procurar impunidad, participó en las investigaciones y proceso judicial en contra de Portillo.

El exmandatario permanece encarcelado en una base militar del norte de la capital guatemalteca desde enero de 2010, tras ser capturado en una población del Caribe del país cuando intentaba escapar hacia Belice.

En mayo de 2011, en una polémica decisión que aún es objeto de apelación, un tribunal penal de Guatemala absolvió a Portillo de un proceso por el delito de peculado (malversación de fondos públicos) de 120 millones de quetzales (unos $15 millones), que le imputó la Fiscalía y la Cicig.

El Gobierno de Portillo, quien llegó al poder con el apoyo del derechista partido Frente Republicano Guatemalteco, es considerado por analistas locales como uno de los “más corruptos” de la historia reciente del país, ya que se calcula que durante ese período se desfalcaron más de $500 millones del erario nacional.