Latinos enfrentan reto de mantener representación en Concejo Municipal de NY

Si la comunidad hispana no se pone a trabajar podría perder los puestos ya ganados.

Guía de Regalos

Latinos enfrentan reto de mantener representación en Concejo Municipal de NY
Julissa Ferreras, Distrito 21.
Foto: EDLP

Nueva York – Con el actual proceso de redistribución de distritos para elegir a los representantes de la ciudad, la comunidad latina no sólo enfrenta el desafío de mantener a los representantes que tiene sino de ganar nuevos puestos.

Este año, como ocurre cada década, luego de realizarse el censo y en base al cambio poblacional, una comisión se encarga de hacer la redistribución de los 51 distritos en que por ley se divide el Concejo Municipal, 11 actualmente ocupados por latinos- y producir un mapa preliminar que se dará a conocer el 5 de septiembre.

Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional de Política Latina, señaló que uno de los retos que enfrenta la comunidad latina es el de “no retroceder en términos de representación”.

Indicó que en el proceso “se debe reconocer el desarrollo de nuevas comunidades latinas que han crecido en la última década y que no deben ser fragmentadas políticamente”.

Falcón citó como ejemplo el área del Alto Manhattan. “La población dominicana que conforma el Distrito 10, podría ser dividida e integrada con la del distrito 7 –Robert Jackson- con 46.3% de hispanos y crearse así un nuevo distrito”.

El Distrito 10, representado por Ydanis Rodríguez, que disminuyó su población en un 11.2%, tendrá que ser ajustado para alcanzar los 160 mil habitantes, que en promedio requiere la ley para la composición de un distrito.

Entre tanto en la zona del Bajo Manhattan existe expectativa de como será diseñado el Distrito 2, que representa Rosie Méndez.

De acuerdo a Falcón, aunque nunca ha sido un área con mayoría hispana, podría mantenerse un latino en esa área. “Existe una fuerza política de la comunidad gay”, y podría unirse con el Distrito 1 (Margaret Chin) o el Distrito 3 (Christine Quinn), que han tenido un aumento considerable de población asiática.

El total de la población latina aumentó en la Ciudad de Nueva York en un 8.1%, siendo El Bronx, el condado donde se registró el mayor incremento.

Según Falcón, todo depende de que la comisión nombrada por el alcalde Michael Bloomberg y la Presidenta del Concejo Christine Quinn, integrada por 15 miembros –solo tres hispanos- a la hora de delinear los distritos, “tenga más en cuenta los intereses de la comunidad, que proteger a los políticos en ejercicio”.

Lucia Gómez, directora de la organización La Fuente, indicó que en Queens, el Distrito 21 de Julissa Ferreras (Corona) y 25 de Daniel Dromm (Jackson Hts), “deben vigilarse” porque por su crecimiento podrían ser divididos, perder parte de población latina y ser extendidos hacia barrios con mayoría asiática.

Aunque Dromm no es de origen hispano, a opinión de Gómez, ha hecho un buen papel como concejal y lo importante “no es el origen de un representante, sino que entienda la problemática local”.

“Existen distritos con mayoría de votantes latinos pero de no realizarse un trabajo de base y de unión, no se podrá elegir un hispano”, subrayó Gómez.

El Bronx, que reflejó un crecimiento de un 31.8% en la población hispana, es el condado que mas posibilidades tiene de ganar una silla en el Concejo Municipal.

El Distrito 16, (West Bronx) representado por Helen Foster, mantiene una mayoría de latinos en edad de votar de 56.6%, porcentaje que le permite a los residentes elegir a un hispano.

Para Gómez, el mayor reto de la comisión en el “condado de la salsa”, es el de dibujar los distritos de tal manera que ninguno quede sobre poblado.

En el área de Brooklyn, el Distrito 38 (Sunset Park) representando por Sara González, con un 41.8% de población latina en edad de votar, registró un crecimiento significativo de la comunidad asiática.

David Galarza, coordinador de la Casita Comunal de Sunset Park, opinó que no se espera que haya cambios drásticos en esta zona, porque los latinos conservan la mayoría.

“Los cambios podrían venir en 10 años, por el crecimiento de la población asiática”, subrayó.

“Lo importante no es dividir a los latinos y los asiáticos, sino que las comunidades puedan elegir a alguien que luche por las necesidades que tienen en común”.

Durante las audiencias preliminares que se llevaron a cabo en cada uno de los condados, el testimonio de representantes de la comunidad hispana fue mínimo.

María Teresa Feliciano, directora de la Mesa Redonda Dominico Americana, afirma que la comunidad participa poco en el proceso por falta de respuesta en el accionar de la comisión.

“Lo vimos en el proceso de redistribución del Congreso y a nivel estatal, de nada sirvió que se testificara en las audiencias, ya que de todas maneras los encargados de trazar los mapas ignoraron los pedidos de la comunidad latina”.

Se espera que el mapa final sea dado a conocer en el mes de marzo.