Lila Downs se prepara para cantar en San José

La artista participará en el Festival del Mariachi "Viva Fest" en septiembre.

Guía de Regalos

Lila Downs se prepara para cantar en San José
Lila Downs regresa al festival del mariachi de San José Viva Fest 2012.
Foto: Luiz Ribeiro

REDWOOD CITY.— Lila se ríe desde México, bien fuerte. Es como cuando pisa el escenario y la gente se contagia de su energía. Imposible no carcajearse como ella.

—Lila, dicen algunos que tú eres la heredera de Chavela Vargas.

—(Enorme risa) ¡Pues es que ella anduvo diciendo esas cosas y nos echó al río, a pelear, a las cantantes! (Más risas) Y ella riéndose, ahí, tras bambalinas… Yo creo que el público decide qué representa cada artista en su tiempo. Chavela es única, y no hay otra persona que se le parezca.

Lila Downs, que homenajeó con su música y despidió a La Chamana en Bellas Artes y Garibaldi, en la Ciudad de México, “de cuerpo presente”, ahora se prepara para cantar sus propios Pecados y Milagros en San José.

Por segunda vez, esta oaxaqueña participará en el Festival del Mariachi “Viva Fest”, en esta ocasión como artista central de la llamada Noche de Estrellas, el domingo 16 de septiembre.

En 2008 compartió cartel con Linda Ronstadt y Ana Gabriel. No se niega a la posibilidad de cantar ese día con Paquita la del Barrio, que también estará en la Noche de Estrellas. “Ya ves que a la hora de la hora los músicos tendemos a hacer algo ahí, a ver si se presta… Me cae muy bien la señora, va a ser un honor estar con ella”.

Su último disco, Pecados y Milagros “va muy bien, gracias a Dios. Hemos tenido una recepción bastante positiva. En los conciertos uno se da cuenta de las cosas que siente el público. Aquí en México estamos con fe, queriendo que cambien algunas de las realidades que son muy difíciles. Pero en primer plano, creo que la fe es muy importante”.

—Hablaste de la situación de tu país.

—Yo vengo de un país llamado Oaxaca, donde hay mucho arte, lo artístico se respira, y también tenemos muchos problemas. Creo que [esa expresión artística] es una manera de sacar los deseos, los temores, las ilusiones del futuro. Yo siento una gran responsabilidad de hablar verdades, porque eso es parte de mi carácter. También, he ido aprendiendo a quererme más a mí misma y eso le da como otro toque a la música que compongo, y también los temas que escojo. Para mí ha sido importante hablar y decir las cosas por medio de la canción, y a veces son incómodas esas cosas para algunas personas … y algunos personajes (risas).

—¿Temes que en el futuro haya censura a los artistas en México por el regreso del PRI?

—Muchos estamos con ese temor, pero hay que tener fe de que las cosas no se vuelvan así. Ya estamos en otra etapa de… desarrollo… ¡já! Esperemos, ¿no? Poco a poco estamos aprendiendo a que, a veces, las expresiones contrarias a las de un gobierno son precisamente lo que necesitamos: que siempre sean expuestas, que siempre sean permitidas.

Lila no podía concebir un hijo, y acabó por adoptar en 2010 a Benito Dxuladi.

—Es una experiencia muy especial, muy linda la de ser mamá… Me eleva a otro lugar. Ver la energía, los cambios que tiene este ser… ¡Dios mío qué bárbaro! Cada mujer lo expresa su manera, pero nos es permitido sacar a la loba… Tener el privilegio de vivir eso es para mí un milagro.

Ese es el título de la película en la que Lila Downs actuó este año. “Es la primera vez en que hago un papel un poco más grande para mí. Fue difícil”. Admite que su actuación “no le encantó” y vuelve a reírse mucho. “Pero me encantó la historia y el elenco. A veces no nos damos cuenta de lo mucho que se sacrifican los actores, los directores, para crear estas historias que nos alimentan. Este actorcito norteamericano —digo actorcito porque es muy jovencito— hizo un excelente trabajo… ¡Sufrió, porque no entendía muchas de las cosas que hablábamos! Y ahora sí que vivió la experiencia de los gringos que se vienen para aquí y no saben cómo es [México], y que le damos sus ‘maltratizas’… Eso es muy cómico en la película. [Es un filme que] tiene mucha alma”.

Lila se refiere al protagonista de Mariachi Gringo, Shawn Ashmore, cuyo personaje es un anglo que se cansa de vivir en un pueblo chato del Medio Oeste estadounidense, y se muda a México para comenzar de nuevo como cantante de mariachi. Además de ellos, actúa Martha Higareda.

El domingo 16 de septiembre a las 7:00 p.m. se presenta Lila en el HP Pavilion de San José, en el marco del vigésimo primer Festival del Mariachi Viva Fest. Tocan también Paquita la del Barrio, Ozomatli, y los Mariachis Vargas y Reyna de Los Ángeles. Boletos en venta en Ticketmaster y en el HP Pavilion.

Si quiere conocerla en persona, Lila Downs será la invitada especial en una cena el sábado 15 a las 5:00 de la tarde, en la Misión Santa Clara de esa ciudad. Los boletos cuestan $250 y puede reservar en casaqfoodevents.blogspot.com/p/like-water-for-chocolate.htm