‘Peleo para ganar, no para lastimar’

'Canelo' Álvarez ultima detalles para su pelea del 15 de septiembre contra Josesito

'Canelo' Álvarez despliega su fuerza sobre un costal de entrenamiento en Santa Mónica.
'Canelo' Álvarez despliega su fuerza sobre un costal de entrenamiento en Santa Mónica.
Foto: Gene Blevins / Hogan Photos

Adentro del Gimnasio TSB 44, ubicado en Santa Mónica, se escuchaba: “¡Pow, pow, pow!”; eran las detonaciones producto del contacto de los puños de Saúl “Canelo” Álvarez en contra de un costal que pendía de una gruesa cadena.

Parecía que el pelirrojo de Jalisco veía en el bulto de piel el rostro de su próximo rival, Josesito López, a quien enfrentará el 15 de septiembre en el MGM de Las Vegas.

“No me debo confiar, tengo que prepararme lo mejor que pueda”, expresó el “Canelo”.

Después de realizar el calentamiento, el pugilista se llevó a la boca un trago de una bebida rehidratante de sabor naranja y procedió a subir al cuadrilátero para una sesión con sus sparrings.

Ataviado con una camiseta de licra negra, pantaloncillos grises, unas medias negras que no dejaban ver sus piernas y tenis oscuros con franjas verdes fosforescentes, Álvarez se encaramó en el ring.

Ahí lo esperaba Francisco Santana, uno de los boxeadores que han ayudado al mexicano en su preparación para defender su título super welter del Consejo Mundial de Boxeo.

Para esta fase de la práctica, Álvarez cambió sus guantes y se puso unos verdes fosforescentes al igual que la careta.

“Más fuerte, utiliza la izquierda, vamos, doble jab”, gritaba el entrenador de el “Canelo”, José “Chepo” Reynoso.

“¡Eso, muy bien, así se hace!”, exclamó el estratega cuando vio que su pupilo conectó una buena repetición de golpes.

Así, “Canelo” demostró su ferocidad y se movió con agilidad para cabecear los golpes que le lanzaba su contrario.

A pesar de ser un hombre agresivo arriba del ring, en la mente de Álvarez no pasa la idea de castigar en extremo a Josesito.

“Yo subo a pelear para ganar, hago lo que necesito para llevarme la victoria, pero nunca pienso en lastimar de más a ningún boxeador”, palabras muy caballerosas de un hombre que se gana la vida haciendo sangrar al que se le ponga enfrente.

Pero el “Chepo” Reynoso tiene una filosofía del boxeo distinta a la de su peleador: “De eso se trata el box, de lastimar, de lastimar lo más que se pueda al contrario”.

La diferentes formas de expresarse sobre el castigo que se le debe de imponer a un rival surgió ante el cuestionamiento de que si la contienda entre “Canelo” y Josesito es injusta, pues el de Riverside tendrá que hacer un esfuerzo enorme para llegar a las 154 libras.

“No es injusto ya que Josesito ha tenido tiempo de prepararse”, aseguró “Canelo” quien dijo estar ante un rival de peligro.

“Josesito tiene hambre de ganar, de aprovechar su oportunidad y eso lo hace muy peligroso”, apuntó el mexicano.

¿No es esta una pelea en la que tienes todo que perder y nada que ganar?

“Pues mira, la realidad es que Josesito tiene mucho más que ganar que yo, pero a mí todas las peleas me dejan algo, de todas aprendo y eso ya es una ganancia para mí”, explicó “Canelo”.

Álvarez sabe que la fecha del 15 de septiembre es importante para la fanaticada mexicana, por ello señala: “me gustaría que fuera Vicente Fernández el que cante el Himno mexicano antes de mi pelea”.

No falta mucho tiempo para que “Canelo” averigüe si se cumple su deseo de escuchar a “Chente” arriba del ring y tampoco falta mucho para ver si en realidad el mexicano toma sus precauciones para no lastimar de más a su rival en turno.