Breves de Los Ángeles y California

La procuraduría de la ciudad de San Diego informa que el nuevo arzobispo de la Iglesia Católica Romana asignado a San Francisco fue acusado de dos delitos menores a raíz de su arresto por conducir supuestamente bajo la influencia del alcohol.

La procuraduría informó que el reverendo Saltavore Cordileone fue acusado de un cargo por conducir bajo la influencia del alcohol (DUI) y un cargo por conducir con un nivel de alcohol en la sangre superior al límite legal permitido de 0.08%.

Cordileone, de 56 años, es el obispo de Oakland y estaba programado que el 4 de octubre asumiera el cargo de arzobispo en San Francisco.

Cordileone fue detenido el fin de semana pasado en un punto de control DUI mientras regresaba de una cena con amigos, a la que fue conduciendo con su madre y un sacerdote que se encontraba de visita.

El enfrentamiento entre agentes de policía y un hombre de Stockton, que tuvo una duración de ocho horas, finalizó después de que el hombre se disparara y terminara con su vida.

El portavoz de la policía, el agente Joe Silva, informa a The Stockton Record que los agentes encontraron el cuerpo del sospechoso dentro de una vivienda donde se había atrincherado.

Silva afirma que el incidente comenzó alrededor de la 1:30 p.m. cuando el sospechoso se dio a la fuga a toda velocidad mientras los agentes intentaban detenerlo por una infracción de tránsito.

La policía afirma que el sospechoso disparó varias veces a los agentes que devolvieron los disparos antes de que el hombre corriera y se atrincherara en su casa. Los agentes del equipo SWAT intentaron comunicarse con el sospechoso pero no pudieron establecer contacto.

Una corte federal de apelaciones dictaminó que los herederos de Marilyn Monroe no pueden impedir que una empresa de California venda imágenes de la actriz sin su permiso.

La Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco dictó que The Milton Greene Archives puede seguir vendiendo las clásicas imágenes de Monroe sin pagar a sus herederos los derechos de publicación. El fallo giró en torno a la residencia legal de Monroe. La estrella tenía una casa en California y un apartamento en Nueva York cuando murió en Los Angeles en 1962.

Sus herederos afirmaron en ese entonces que Monroe vivía en Nueva York para evitar pagar los impuestos por el derecho de herencia.

La corte dictó que sus herederos no pueden afirmar ahora que Monroe vivía en California para aprovechar una ley estatal que le da derechos póstumos de publicidad a los famosos.

La ley fue aprobada por la legislatura de California en 2007. Nueva York no tiene una ley similar.