Investigan a policías por muerte de mujer a la que patearon genitales

Alesia Thomas fue sometida por agentes de LAPD y perdió la vida a bordo de una patrulla.

Una patrulla de LAPD.
Una patrulla de LAPD.
Foto: Archivo/La Opinión

LOS ANGELES (AP) – Al menos cinco policías están bajo investigación luego de que una mujer murió durante un arresto violento en el que un oficial pisoteó sus genitales, informó el jefe de policía Charlie Beck.

“Asumo todas las investigaciones de la muerte de custodia muy en serio”, dijo el jefe de LAPD, Charlie Beck, ayer en una declaración para Los Ángeles Times (http://lat.ms/PCKBNT). “Estoy seguro de llegaremos a la verdad sin importar a dónde nos lleve”, agregó.

Alesia Thomas murió el 22 de julio después de dejar a sus hijos de 3 y 12 años en una estación de policía, donde los dejó bajo custodia porque era drogadicta y no podía cuidar de ellos, según el subjefe Bob Green.

La policía localizó a la residente del sur de Los Angeles y trataron de arrestarla bajo sospecha de negligencia infantil, señaló la policía. El incidente fue captado por una cámara de la patrulla.

Uno de los agentes la tiró al suelo, tumbándola por las piernas mientras otros dos agentes le esposaron las manos a la espalda y trataron de llevarla a un coche patrulla, según el informe oficial del departamento. Otros dos agentes también llegaron a la escena.

Green aseguró que Thomas era una mujer grande y los agentes usaron un “dispositivo de sujeción”, una correa que se envuelve en los tobillos.

Green confirmó al Times que durante la lucha para subir a Thomas a la parte trasera de la patrulla, una mujer policía le pateó los genitales.

Una vez que Thomas estuvo en el auto, el video muestra que respiraba profundamente hasta que llegó su último aliento.

Beck quiere investigar si estaba ebria en el momento del altercado, o si su muerte pudo haber sido causada por una condición médica.

En otro incidente que también fue grabado en video, dos oficiales golpearon a una mujer esposada mientras estaba en el suelo. Beck anunció el miércoles que transfirió a un capitán en respuesta a ese incidente.