Azul ‘embrujado’

La Máquina iguala con Tuzos y no gana como local

MÉXICO, D.F (NTX).- Cruz Azul sigue sin ganar en su casa en el Torneo Apertura 2012 al empatar ayer 1-1 ante Pachuca, con un gol de último minuto de Gerardo Torrado.

El cuadro hidalguense abrió el marcador al 26′ por conducto de Félix Borja.

La Máquina igualó los cartones con un golazo de Gerardo Torrado, luego que el jugador celeste marcara de media distancia al 93′.

Con este resultado, tras cuatro actuaciones en el Estadio Azul, los celestes totalizaron 13 puntos.

Los cementeros siguen invictos en el campeonato y se colocan en el tercer sitio general al cabo de siete jornadas.

Por su parte, Tuzos sumó siete unidades y se ubica en el puesto 13 de la tabla general.

Pachuca llegó decidido a que no le hicieran gol y se ordenó bien atrás, con buena coordinación de sus cuatro zagueros y apoyados por los dos volantes de contención, Jorge Hernández y José Francisco Torres. Además, Néstor Calderón y Neri Castillo también ayudaban en labores defensivas y después se sumaban al ataque.

La Máquina se fue en busca del gol de la tranquilidad y así manejar el partido para obligar a su rival a abrir espacios.

Javier Aquino y Alejandro Vela con su velocidad por las bandas, Pablo Barrera en busca de internarse por el centro, y Javier “Chuletita” Orozco en espera de los servicios, eran las armas azules.

Tuzos se fue al frente en un tiro libre donde el ecuatoriano Félix Borja aprovechó un descuido para cabecear un balón y ponerlo fuera del alcance del arquero Jesús Corona.

La Máquina siguió con sus embates por las bandas y con la incorporación al ataque del capitán Gerardo Torrado, pero no lograba encontrar a algún compañero sin marca en el área enemiga.

Para el segundo tiempo, el entrenador de Cruz Azul, Guillermo Vázquez, mandó a Omar Bravo a reforzar su ataque en lugar de Fausto Pinto y el movimiento estuvo cerca de redituarle casi de inmediato porque al 48′, el mochiteco escapó por el centro y a la salida de Cota punteó a la derecha pero el arquero tapó con el hombro para salvar.

La Máquina siguió con sus llegadas por las bandas con Aquino y Chávez por derecha, Barrera y Vela por izquierda, pero los centros no lograron desbalancear a la zaga del conjunto visitante.

Parecía que Pachuca quitaría el invicto a la Máquina, pero en el 93′ llegó el empate gracias a que el “Chaco” Giménez le robó un balón en el corredor derecho a Néstor Vidrio y tras una jugada con “Maranhao”, la pelota llegó a los botines de Torrado quien lanzó un disparo impresionate.

El buen arbitraje corrió por cuenta del internacional Marco Antonio Rodríguez.