Detienen a diez indocumentados

Indocumentados realizan actos de desobediencia civil y son detenidos

Detienen a  diez   indocumentados
Un hombre se acuesta en el piso durante una protesta, mientras los policías custodian la inauguración de la convención del Partido Demócrata.
Foto: EFE

CHARLOTTE, Carolina del Norte.- Empapados por la lluvia y cercados de policías en bicicleta, diez inmigrantes indocumentados bloquearon el tráfico ayer para demandar un alto a las deportaciones en un acto de desobediencia civil que llevó a su arresto.

Los que se identifican como “delegados indocumentados” llegaron a la ciudad después de un recorrido por más de 10 estados en un autobús para protestar en la Convención Nacional Demócrata (DNC) las políticas migratorias del presidente.”Necesito que Obama nos escuche. ¿De qué lado está? ¿Está del lado de la comunidad inmigrante o de la comunidad que ha deportado más indocumentados?”, dijo Marycruz Ramírez, una de las arrestadas, mientras bloqueaba la calle.

Ramírez estuvo parada debajo de un chaparrón de lluvia sosteniendo una banda con la palabra “indocumentado”, en compañía de los otros detenidos que se instalaron sobre un manta con el mensaje “Sin papeles, sin miedo”.

El acto de desobediencia que es parte de la estrategia de este movimiento proinmigrante para sacar a los indocumentados de las sobras y exigir sus derechos ocurrió frente a la entrada del Time Warner Arena donde más tarde tendrían lugar los primeros discursos de apertura de la DNC.

“Sabemos que estamos arriesgándonos a que nos arresten, pero sabemos que depende del sheriff si nos va a entregar o no con las autoridades de migración”, gritó Rosi Carrasco, una inmigrante indocumentada de Chicago, Illinois en el megáfono, antes de que la arrestaran. “Y nosotros sabemos que es migración quien decide si nos pone en proceso de deportación o no”, refiriéndose al gobierno federal.

El sheriff del Condado de Mecklenburg, Chipp Bailey, dijo previo a los arrestos que entregaría a autoridades de migración a toda persona indocumentada que fuera detenida en estos días. Bailey es conocido por tener un acuerdo conocido como 287(g) dentro de sus cárceles que le ha permitido asistir en la deportación de inmigrantes de múltiples nacionalidades en los últimos años.”Queremos pedirle (a Obama) que acabe con las deportaciones y con la colaboración con las policías locales y ICE “, dijo Carrasco.

En medio de cánticos de “Sin papeles, sin miedo”, “El pueblo unido, jamás será vencido” y “Obama escucha estamos en la lucha Ramírez fue arrestada por la Policía que empujó a las cámaras bloqueando por momentos lo que sucedía. “Me siento tranquila porque estoy haciendo algo bueno por mí comunidad”, dijo la ama de casa indocumentada que emprendió el viaje desde Arizona en el autobús “UndocuBus“.

Pocos minutos después la actriz Rosario Dawson habló con los medios para expresar su solidaridad con el movimiento proinmigrante y se dirigió a los que estaban siendo arrestados por un megáfono.”No tienen que sentir miedo, las cosas van a cambiar. Estamos aquí con ustedes. ¡Sí se puede!”, dijo Dawson.

La actriz dijo que la desobediencia civil había sido una forma de llamar la atención y lograr cambios en la política de la misma manera que lo hicieron los jóvenes indocumentados que lograron que Obama les otorgará un amparo.

Hasta el cierre de este edición los diez arrestados permanecían en la custodia de la policía con el apoyo de un equipo de abogados voluntarios que los representarán.

La primera acción de desobediencia civil del movimiento del “UndocuBus” ocurrió el 24 de julio pocos días antes de su salida durante el juicio del sheriff Joe Arpaio quien es conocido por hacer redadas de indocumentados.

Miguel Guerra, fue uno de los indocumentados que se dejó arrestar en ese entonces.

“Queremos que ya paren las injusticias”, dijo Guerra. “No estamos en contra de él, que cumpla lo que ya prometió ya pare con las Comunidades Seguras y las 287(g) que ya esta en todos los estados”.

Guerra se refiere a dos programas federales impulsados principalmente por esta administración para aumentar la cooperación entre la policía local y las autoridades migratorias.

Esta protesta es la que más arrestados tuvo del movimiento del UndocuBus que en Arizona fue liderado por la organización PUENTE.

“Ellos prometen pero hasta ahora no más le han cumplido a los estudiantes, pero hay mucha comunidad que está siendo separada de sus familias, hay muchos niños que están sufriendo”, dijo Leticia Ramirez, otra de las inmigrantes indocumentadas que viajó en el autobús.

El “UndocuBus” que inició su viaje el 29 de julio desde Phoenix, Arizona marcando dos años del aniversario de la entrada en efecto parcial de la ley SB 1070, no hizo una parada en la Convención Nacional Republicana que se celebró la semanas pasada.

B Lowe vocero del grupo dijo que esto se debe a que han perdido toda esperanza de que los republicanos hagan algo por la comunidad inmigrante considerando que son quienes han impulsado más leyes en contra de este grupo.

“Nos han dado la espalda completamente, tomaron esa decisión”, dijo Lowe. “Pero Obama todavía no ha decidido completamente, queremos que esté en el lado correcto de la historia”, agregó el activista.