Los parquímetros de San Francisco no descansan en feriado

Mantener en operación los parquímetros en días de asueto deja ganancias a la ciudad de $1.5 millones. Y el próximo año aumentarán sus días de operación.

Los parquímetros de San Francisco no descansan en feriado
Unas mujeres colocan dinero en un parquímetro de San Francisco.
Foto: AP / Jeff Chiu

Ayer, feriado por Labor Day, los parquímetros operaron normalmente en San Francisco. Los ciudadanos que lo olvidaron fueron acreedores a multas de hasta $72.

Paul Rose, portavoz de la San Francisco Municipal Transportation Agency, dijo al San Francisco Chronicle que el objetivo de la medida que mantiene en funcionamiento los parquímetros en días de asueto es “mejorar el tránsito y aumentar la disponibilidad de estacionamiento”, aunque no negó que existe un trasfondo financiero al cobrar el estacionamiento cuando tiendas y restaurantes están abiertos y la gente no trabaja.

Un reporte de octubre de 2011 reveló que mantener en operación los parquímetros y a los oficiales de tránsito que colocan las multas, cuesta a la ciudad unos $75,000 al año, pero deja ganancias del orden de los $1.5 millones, de los cuales, la mayor parte de los ingresos proviene de las multas, no de los parquímetros.

Durante años, la ciudad ha mantenido los parquímetros de lunes a sábado y en los feriados del día de Martin Luther King, el Día de los Presidentes, el Día de la Raza y el día después de Acción de Gracias. En 2010 se añadieron el Día del Trabajo, el Día de los Caídos, el 4 de Julio y el Día de los Veteranos.

A partir de enero próximo, San Francisco comenzará a multar de lunes a domingo y los únicos feriados que no estarán incluidos serán Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo.

Sin embargo, los parquímetros no cuentan con etiquetas especiales o advertencias sobre los días festivos en que operan normalmente.