Registran casa de la gerente secuestrada

Tratan de establecer si hay relación entre la víctima y los ladrones del banco
Sigue a La Opinión en Facebook
Registran casa de  la gerente secuestrada
Miembros del escuadrón antibombas revisan el área cercana al banco asaltado, en busca de explosivos, con resultados negativos.
Foto: AP

Un juez emitió una orden de registro para la residencia de la gerente de la sucursal del Banco de América, quien supuestamente fue raptada y obligada a robar miles de dólares el pasado miércoles.

El Departamento de Policía de Huntington Park y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) emitieron un comunicado de prensa en el que informaron que sirvieron una orden de registro a las 7:00 de la mañana en la residencia de la gerente, ubicada en Huntington Park.

Para que un juez emita una orden de cateo deben existir sospechas o causas probables de que se cometió algún delito, según la ley de California.

El Teniente Niel Mongan, portavoz del Departamento de Policía de Huntington Park, dijo que no podía entrar en detalles sobre los motivos que llevó a que un juez firmara una orden de cateo, a pesar que el rapto no se dio al interior de la vivienda, sino en el estacionamiento del complejo de apartamentos.

“Estamos investigando y no podemos dar más información en este momento porque aún no tenemos todos los datos. En su debido momento informaremos sobre los pormenores de las pesquisas”, aseveró Mongan.

De acuerdo con los datos oficiales revelados ayer por Mongan, la empleada del banco fue raptada en las afueras de su residencia en la mañana, cuando se dirigía a su trabajo. Dos hombre encapuchados descritos como afroamericanos se acercaron a la mujer y la obligaron a ponerse un aparato en el abdomen que parecía una bomba.

Según el relato de la mujer dado a la policía, uno de ellos tenía un arma.

No está claro si uno de ellos se subió en el vehículo de la gerente mientras ella conducía hacia su trabajo, ubicado en 941 S. de la Avenida Atlantic, en una zona no incorporada del Este de Los Ángeles.

Mongan dijo que cada movimiento de la empleada está siendo investigado, ya que se trata de establecer si había algún tipo de conexión entre los sujetos y ella.

“El FBI está asistiendo con la investigación del banco y con el secuestro, los cuales están siendo liderados por el Departamento de Policía de Huntington Park”, se lee en el comunicado oficial que agrega que aún no hay acceso público a la llamada del 911 ni a las grabaciones tomadas al interior del banco.

La gerente de banco fue descrita por los vecinos entrevistados por La Opinión como alguien callada, apartada y que se dedicaba sólo a trabajar. Uno de los vecinos dice que la ve salir de su casa alrededor de las 8 de la mañana y regresar alrededor de las 7 pm.

La gerente permaneció en el Departamento de Policía de Huntington Park hasta altas horas de la noche del miércoles –día que sucedió el robo-. Y, según los oficiales, ella está colaborando con las investigaciones.

Según las declaraciones dadas por el teniente Mongan, la mujer entró al banco y momentos después salió con una bolsa llena de dinero. Los sujetos agarraron la bolsa y se marcharon. Alguien en el banco reportó el robo alrededor de las 8:30 am, después de que los sujetos se habían marchado en un vehículo.

La unidad especial anti explosivos del Sheriff removió la supuesta bomba del cuerpo de la empleada, siguiendo las medidas de seguridad en contra de bombas. Posteriormente, al tratar de desactivarla, los expertos se dieron cuenta que aunque parecía una bomba, no tenía explosivos.

Los sujetos se marcharon con “una cantidad significativa de dólares”, según fue descrito por las autoridades locales.

El FBI tiene una unidad especializada para encontrar a ladrones de bancos, así como expertos en secuestros. El Departamento de Huntington Park espera utilizar esos recursos para esclarecer los hechos entorno a este robo.