Piden más trabajadores sociales para las escuelas

El sindicato de maestros Chicago Teachers Union exige más profesionales para las clínicas escolares y trabajadores sociales, como parte de las negociaciones que se llevan a cabo.

Piden más trabajadores sociales para las escuelas
Jesús Campuzano, ex alumno de educación especial habló de su experiencia como estudiante de CPS.
Foto: Carolina Cruz

Chicago.- Miembros del sindicato de maestros Chicago Teachers Union y activistas del grupo Mental Health Movement pidieron a la ciudad que contrate más trabajadores sociales y profesionales de la salud para las escuelas públicas.

Según el Chicago Teachers Union (CTU), uno de los puntos por los cuales no han firmando un nuevo contrato con CPS es porque el sindicato pide que se contraten más trabajadores sociales, enfermeras y sicólogas para atender a los aproximadamente 402,000 estudiantes de las escuelas públicas.

Actualmente, hay menos de 370 trabajadores sociales para todos los estudiantes, lo cual equivale una carga de trabajo de más de 1,000 estudiantes por persona, según informó el CTU.

En una protesta realizada dentro de la alcaldía de Chicago, Matt Ginsberg, voluntario de la organización Southside Together Organizing for Power, dijo: “¿Cómo un niño que tiene a la mamá con esquizofrenia o al papá deprimido porque perdió su trabajo va a poner atención en la escuela?”.

“Lo que va a estar pensando ese niño es en su situación en la casa. Los únicos que pueden ayudar a ese niño a aliviar su situación son los trabajadores sociales”, declaró Ginsberg.

Los activistas hicieron énfasis en que la administración del alcalde Rahm Emanuel tiene que reevaluar sus prioridades e invertir el dinero de la ciudad donde más se necesita.

“Necesitamos un alcalde que se preocupe y si Rahm Emanuel quiere continuar con su dinámica de trabajo agresiva pues va a tener que empezar a hacer su trabajo, y su trabajo es cuidar de todos los ciudadanos de Chicago”, gritó N’Dana Carter, organizadora del grupo Mental Health Movement durante la protesta.

Los activistas del movimiento de salud mental se solidarizaron con los maestros en huelga y recalcaron la necesidad de más facilidades para atender a los residentes de bajos ingresos.

“Yo estuve en una clase especial y sé lo que es tener un trabajador social a tu lado, y si no fuera por mi trabajadora social, yo no estaría aquí ahora”, dijo Jesús Campuzano, ex alumno de educación especial y quien apoya al CTU.

De acuerdo con un comunicado de prensa del grupo Mental Health Movement, debido al cierre de las clínicas comunitarias y la carga de trabajo de los trabajadores sociales en las escuelas, muchos estudiantes no están recibiendo ningún apoyo para los traumas que puedan tener en sus hogares.

Recientemente cerraron seis clínicas que ofrecían servicios de salud mental en Chicago.

Mientras tanto, miles de estudiantes continúan sin clases mientras siguen las negociaciones entre CPS y el sindicato.