Da a conocerse a sí misma

Natalia Lafourcade abre su vida y obra a las cámaras de 'reality'

Da a conocerse a sí misma
Natalia Lafourcade considera que su reality show no sigue los tópicos del género.
Foto: AP

MÉXICO, D.F.– La cantante mexicana Natalia Lafourcade no es asidua a los reality shows, pues considera que estos suelen pintar la vida de un famoso llena de glamour y retratar las relaciones y el comportamiento humano de manera sensacionalista. Su vida, asegura, tiene poco de eso.

Por ello se mostró incrédula cuando el canal Cosmopolitan TV se le acercó a ofrecerle protagonizar Natalia Lafourcade: Mi mundo privado, su propio reality, que asegura se diferencia de otros proyectos de estilo similar.

“A veces la gente te ve en un escenario, ven tus videos y creen que detrás de todo esto vives en una vida súper glamurosa. Yo no soy así, de hecho se me hizo raro que me buscaran, pues mi vida no se basa ni depende del glamour en lo absoluto”, dijo Lafourcade en una rueda de prensa celebrada en la capital mexicana.

“Fue lindo darme la oportunidad de acoger esta oportunidad, de mostrar mi vida, mi mundo privado, los días tristes, los días felices. Se logró una intimidad linda que no me da pena mostrar porque es una intimidad real, la gente se va a identificar con esto”, agregó sobre el programa, que el próximo lunes en México.

Grabada en su totalidad en el país vecino, la emisión mostrará un lado poco conocido de la cantante, quien por casi dos meses fue seguida por cámaras durante todo el día.

A lo largo de 13 episodios Lafourcade llevará a los telespectadores a los estudios de grabación o a compartir un fin de semana con sus amigos en Acapulco e interpretar el tema Un derecho de nacimiento en el Monumento a la Revolución de la capital mexicana para apoyar al movimiento estudiantil YoSoy132.

Esos momentos incluso la llevaron a reflexionar sobre la riqueza de la vida que a veces hace a un lado por el ajetreado ritmo al que la somete su profesión, como cuando celebró el 75 cumpleaños de su padre, a quien obsequió un papalote que le despertó felicidad inmensa.

“Te imaginas, un papalote, un señor de 75 años corriendo”, relató. “En ese momento me di cuenta que tenía que aprovechar mi vida”.

Para la ganadora de un Latin Grammy, quien sólo aparece en los medios para hablar de sus proyectos profesionales y se mantiene siempre alejada de los escándalos, fue sorprendente la naturalidad con que adoptó las cámaras.

“No me sentí nunca invadida, no me sentí nunca apenada. Suena raro para mí, pero llegó en un momento de mi vida en que decía: ‘Soy un ser humano como todos, tengo virtudes y defectos y si se ve pues ni modo'”, dijo Lafourcade, quien debutó como actriz a inicios de este año en la cinta El cielo en tu mirada.

La también compositora precisó que el momento en que le propusieron el reality coincidió con uno de intensa búsqueda creativa para Mujer divina, su próximo disco de estudio en el que rinde homenaje al gran compositor mexicano Agustín Lara.

“Si hubiera estado en otro momento de mi vida habría dicho que no, pero llegó en un momento súper fuerte de cerrar ciclos y abrir otros. Estoy en un momento en el que lo que más quiero es compartir las cosas, sin pensarlo demasiado”, dijo.

La intérprete de éxitos como Casa y En el 2000 indicó que el reality le “dejó una maleta de cosas positivas”.

“Me llevó a aceptarme como sea: si me veo hinchada, si me veo gorda, a relacionarme con la gente”, así como a perder el temor a que exhibir su vida pudiera demeritar sus logros profesionales.

“No me da miedo que le quite autenticidad a mi vida porque no maquillamos nada”, concluyó.