Culmina la marcha de trabajadores

La marcha, WalMarch, terminó ayer en Los Ángeles donde la activista Dolores Huerta pidió hacer boicot contra Walmart
Culmina la marcha de trabajadores
Lograron llamar la atención sobre lo que pasa en las bodegas y que no han podido integrarse al sindicato de trabajadores.
Foto: J.Emilio Flores / La Opinion

La caminata de 50 millas que durante seis días realizaron 30 trabajadores de bodegas tuvo ayer sus últimos pasos en las escalinatas del Ayuntamiento de Los Ángeles, donde la legendaria activista Dolores Huerta insistió en boicotear a unas de las corporaciones más grandes del mundo: Walmart.

“No dejen a sus amigos comprar en Walmart”, dijo quien junto con César Chávez fundó el Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW).

El boicot es porque consideran que la empresa no se está haciendo responsable por las pobres condiciones laborales que han denunciado los trabajadores de bodegas.

Según explicaron, las grandes corporaciones como Walmart subcontratan compañías de bodegas para de esa forma evadir su responsabilidad sobre el inseguro ambiente laboral y los bajos salarios de esos trabajadores.

En los condados de Riverside, San Bernardino y Los Ángeles se estima que hay alrededor de 85 mil trabajadores de bodegas.

Para llamar la atención nacional sobre lo que pasa en las bodegas y que no han podido integrarse al sindicato Trabajadores Unidos de Bodegas (WWU), iniciaron una caminata durante los días más calurosos del verano a la que llamaron “WalMarch”.

El grupo de trabajadores se lanzó a huelga tras referir que son víctimas de represalias y de prácticas laborales injustas.

Durante le recorrido de Inland Empire a Los Ángeles, los trabajadores tuvieron la no grata compañías de temperaturas de tres dígitos.

Por eso ayer cuando llegaron sudorosos al Ayuntamiento de Los Ángeles, el grito de “¡Sí se pudo!” era más convincente.

Ahí recibieron el apoyo de funcionarios de los tres órdenes de gobierno. Primero el concejal Ed Reyes dijo que como presidente interino del Concejo de la Ciudad los respaldaba y escuchaba sus demandas. Luego la congresista Judy Chu dijo que Walmart debería sentirse avergonzado. Y después el secretario estatal del trabajo, Marty Morgenstern, también se puso a favor de los trabajadores en representación del gobernador Jerry Brown.

Raymond Castillo, uno de los trabajadores que participó en la caminata, indicó que con esos últimos pasos estaban más cerca de la victoria, que era hacer responsable a Walmart de las condiciones laborales en las bodegas.

“Fue algo muy difícil para mí, pero era necesario hacerlo”, mencionó.

Quien también completó las 50 millas de la llamada “WalMarch” fue Apolinar Rojas, quien aseguró son ellos quien cargan y descargan toda la mercancía que se vende en las tiendas Walmart.

“Trabajamos en la sombra, pero con temperaturas arriba de los 120 grados, sin acceso al agua potable, utilizando equipo peligroso y con la presión y el estrés de que si no cumplimos con la expectativa de producción de Walmart, nos van a descansar”, mencionó.

Walmart, que en sus tiendas ofrece trabajo a unas 70 mil personas en todo el país, ha insistido durante toda la campaña en su contra que todos sus contratistas y subcontratistas cuentan con los más altos estándares de calidad y son obligados a cumplir con todas las leyes.

?>