Los menores y el dinero

Los menores y el dinero
Estas son algunas de las definiciones que debes saber.
Foto: Photos.com

Los niños de hoy se interesan por todo desde pequeños. ¿Ya te han hecho preguntas sobre el dinero? Pues ve pensando qué les responderás, pues no tardarás en oírlas. Más tarde o temprano todos los niños hacen preguntas sobre el dinero y es conveniente estar preparados para responderlas de forma sencilla y clara. Aquí te adelantamos algunas que, si aún no te las han hecho, en algún momento las escucharás:

¿Quién inventó el dinero?

Explícales que en tiempos remotos no existía el dinero como lo conocemos hoy. Antes las personas no compraban las cosas, sino que intercambiaban unas mercancías por otras. Con el paso de los años, empezaron a utilizar las ostras, las semillas y la sal como unidades de valor. Con posterioridad surgieron las monedas y luego los billetes de papel. Coméntales que los billetes y las monedas que usamos para comprar cosas son producidos por el Gobierno.

¿De dónde sale el dinero?

Respóndeles que usualmente la mayoría de las personas obtienen su dinero haciendo algún trabajo por el que les pagan y que el dinero se gana, no es un regalo. Explícales que existen distintos tipos de empleos y que los que exigen mayor preparación y responsabilidad suelen ser los mejor pagados. Incúlcales que, si en el futuro desean tener un trabajo bien remunerado, deberán estudiar mucho para convertirse en profesionales de prestigio. Hazles entender que ganar mucho dinero requiere disciplina y voluntad y que el uso del dinero debe corresponderse con la capacidad de generarlo, y que hay que acostumbrarse a vivir de acuerdo con el dinero que se tiene.

¿Para qué sirven los bancos?

A los niños pequeños intriga mucho porqué los adultos guardan su dinero en bancos y después vuelven para sacarlo. Háblales de las ventajas de tener el dinero en un banco y de los servicios que esa institución ofrece. Dales una explicación lo más sencilla posible acerca de los intereses que gana nuestro dinero en los diferentes tipos de cuentas de ahorro. Por ejemplo, puedes decirles: “Si pones 100 dólares en una cuenta de ahorros durante un año, al cabo de ese tiempo tu dinero se habrá multiplicado gracias a los intereses”.

¿Y si se roban mi dinero?

Por lo general los niños se entusiasman cuando los padres los llevan al banco para que abran una cuenta de ahorro, pero hay algo que a menudo les preocupa: “¿Qué pasará con el dinero que deposito si unos ladrones roban el banco?”. Tranquilízalos explicándoles que en el caso de que algo así sucediera los clientes del banco no se verán afectados. Y aclárales que si los ladrones roban en la casa y se llevan el dinero ¡será imposible recuperarlo!

¿Por qué no pides el dinero prestado?

Los niños oyen hablar todo el tiempo de préstamos bancarios y deben saber qué significa eso. Háblales de los casi siempre altos intereses que hay que pagar por el dinero prestado. Usa ejemplos sencillos para que aprendan desde chicos que evitar los préstamos es lo más saludable para nuestro bolsillo.

¿Sabes qué quiere decir?

He aquí algunas definiciones de seguros, en inglés y español, que debes conocer bien antes de poner tu firma en una póliza:

– Convertible term life insurance = Seguro a término o temporal convertible.

Seguro temporal que se puede cambiar (convertir) a opción del titular de la póliza y sin comprobación de asegurabilidad por una póliza de seguro permanente.

– Decreasing term life insurance = Seguro de vida a término decreciente.

Una póliza de seguros a término o temporal en la que los beneficios por fallecimiento varían y van disminuyendo con el paso de los años de la póliza, usualmente en intervalos de un año hasta el término final de la póliza.

– Insured value = Suma asegurada nominal.

Cantidad establecida en el texto de la póliza que será pagada en caso de fallecimiento. No incluye los montos adicionales pagaderos por muerte accidental u otras disposiciones especiales, ni las adquiridas a través del pago de los dividendos de la póliza.

– Policy face value = Valor de rescate.

Monto que está disponible en efectivo para préstamos y que puede estar disponible para tu retiro. Al hacer uso del valor de rescate se puede reducir el beneficio por fallecimiento y puede aumentar el riesgo de caducidad.

– Renewable term life insurance = Seguro de vida temporal renovable.

Un seguro temporal de vida que puede renovarse al término del plazo a elección del titular de la póliza y sin comprobación de asegurabilidad por un número limitado de plazos sucesivos. Generalmente las tasas aumentan con cada renovación a medida que aumenta la edad del asegurado.

– Term life insurance = Seguro de vida a término, seguro de vida temporal.

Es el más simple de los seguros de vida. La póliza hace un pago cuando la persona asegurada muere durante el tiempo o término de vigencia de la póliza, que puede ir de uno a 30 años. Un seguro temporal no acumula ahorros y la prima normalmente aumenta a medida que el asegurado envejece.

– Universal whole life = Seguro de vida universal.

Aquí, la porción de dinero sobrante del monto del seguro de vida se coloca en una cuenta generadora de intereses o de inversión dependiendo de las opciones que ofrezca la aseguradora y del tipo de inversión del asegurado. Quienes eligen este tipo de seguro pudieran usar la porción de ahorros para agregar más dinero en dichas inversiones o para reducir el monto de las primas a cancelar.

– Traditional whole life = Seguro de vida permanente tradicional.

Con esta cobertura de seguro permanente el monto de los beneficios pagaderos tras el fallecimiento del asegurado y el precio o monto de la prima mensual se mantienen nivelados, es decir, no cambiarán durante el período que la póliza esté vigente.

— Variable whole life = Seguro de vida variable.

Funciona igual que el seguro de vida permanente pero es un poco más flexible con respecto a las inversiones que usa la aseguradora para generar los ingresos en la cuenta del asegurado ya que suele hacerlas en renta variable, es decir, en instrumentos bursátiles como bonos, acciones y/o fondos mutuos.

Agradecemos al Insurance Information Institute (I.I.I.), en http://www.iii.org, su colaboración en este artículo.

Alrededor de la web