Al control de las alergias

Siguiendo ciertas sugerencias prácticas se puede evitar los alérgenos en el hogar

Guía de Regalos

Al control  de las alergias
El polvo y el polen de las flores y los árboles son los principal causantes de las alergias.
Foto: Archivo / La Opinión

Las alergias parecieran ser un huésped más en el hogar. Pero si no las quiere de invitadas, hay maneras prácticas de ahuyentarlas.

Ya no hay que esperar determinada época para su llegada. Ahora son tan frecuentes, que se podría decir que circulan durante todo el año, sobre todo dentro de casa.

“Los alérgenos más comunes en un hogar son el polvo y el polen, cuando se tiene un jardín con muchas plantas”, señala un estudio realizado por Family and Consumer Sciences, que forma parte del Texas A&M Agrilife Extension Service, que ofrece alternativas educativas sobre salud, medio ambiente, por citar algunas.

Lorin Catalena, asistente médico con certificación y Janie Harris, especialista del hogar y ambiente de dicha organización, autoras del estudio, señalan que millones de niños en Estados Unidos tienen alergias y que pierden, en promedio, 2 millones de días de escuela al año, por esta causa.

Rocio Acosta, residente de Rancho Santa Margarita, asegura que es el caso de su hija Samantha de siete años de edad.

“Ella sufre bastante de alergias y en ocasiones, tiene que dejar de ir a la escuela por esa causa”, expresa Acosta. “No puede respirar, se morma [sic] y los estornudos son constantes”.

Los síntomas de Samantha son muy similares a los citados en el estudio de Catalena y Harris: tos, congestión nasal, nariz mocosa, salpullido y ojos llorosos.

“El problema puede ser que el cuerpo está respondiendo a los alérgenos”, indica el documento.

Un alérgeno, es una sustancia que el cuerpo considera como “invasor” y provocan que libere una sustancia llamada histamina en la sangre, que causa los síntomas alérgicos.

Las personas pueden tener los síntomas de alergia durante ciertas épocas, si el alérgeno está fuera. Pero puede sufrir los padecimientos todo el año si los tiene dentro de casa o incluso en la escuela de sus hijos o en el trabajo.

“Muchos desencadenantes de alergias pueden controlarse hasta cierto punto”, indica el estudio.

¿Por dónde empezar?

Debido a que una buena parte del descanso se realiza entre la sala y la recámara en casa, es por donde se sugiere que hay que empezar.

Los ácaros del polvo prosperan en lugares cálidos y húmedos y son el componente principal del polvo casero.

Hasta la casa más limpia, de acuerdo al estudio, tiene ácaros de polvo en la ropa de cama, las cortinas, las alfombras y los monos de peluche.

Estas son algunas de las sugerencias:

– Por lo menos cada semana, limpie el polvo de puertas y ventanas con un trapo húmedo. Evite tener la mayor cantidad de artículos, para que haya menos cúmulo de polvo.

– Si su sufre de alergias, considere quitar las alfombras, tapetes y muebles tapizados, por lo menos en los dormitorios.

– Use persianas en lugar de cortinas en los cuartos. Es más fácil limpiarlas.

-Aspire la alfombra y la tapicería con un filtro de aire de alta eficacia en el control de partículas suspendidas (filtro HEPA por sus siglas en inglés).

– Los muñecos de peluche lávelos con agua caliente o colóquelos en una bolsa sellada y congélelos durante toda la noche para matar los ácaros del polvo.

– Para evitar los hongos y el moho en el baño, sobre todo, seque las paredes de la ducha con un trapo después de cada uso.

– El aire acondicionado durante los días calurosos, le ayudará a controlar la humedad.

-El polen es de los elementos más comunes que provocan alergias y es liberado por árboles, hierbas y céspedes. Lo mejor es tener en el hogar plantas bajas en polen o definitivamente evitarlas.

– La caspa de animales (una proteína de la piel o saliva de los animales), puede permanecer en el hogar por 6 meses después de que la mascota haya salido de la casa u habitación.