Irak impide su violación aérea

Avión norcoreano supuestamente transportaba armas para Siria
Irak impide su violación aérea
El ministro sirio de Exteriores, Walid al Moallem (derecha), se reúne con su homólogo iraní, Ali Akbar Salehi, en Damasco, Siria.
Foto: EFE

BEIRUT, Líbano (AP).- Irak prohibió el ingreso a su espacio aéreo de un avión norcoreano que supuestamente transportaba armas para Siria, y recibió el viernes el elogio inmediato de Estados Unidos, pero también exigencias de que aplique la misma medida a una aeronave iraní con una carga sospechosa similar.

La decisión de Irak podría suponer el cierre de una línea de abastecimiento para el acuciado régimen del presidente sirio Bashar Assad, que libra una guerra civil contra rebeldes que intentan derrocarlo.

Las autoridades estadounidenses han acusado a Bagdad de permitir a Irán “al igual que a Corea del Norte, que es una aliada de Siria” transportar por espacio aéreo iraquí armas para las fuerzas sirias. Bagdad rechaza esas aseveraciones.

“Exhortamos al Gobierno de Irak a que adopte medidas adicionales para impedir que otras partes, como Irán, abusen del espacio aéreo iraquí con el envío de armas a Siria”, señaló el portavoz del Departamento norteamericano de Estado, Michael Lavallee.

El portavoz describió como “una medida positiva” la prohibición impuesta al vuelo norcoreano.

El conflicto armado en Siria ha caído en un estancamiento mientras registra una numerosa pérdida de vidas, sin que alguno de los bandos tenga capacidad de vencer al otro, en tanto que la comunidad internacional ha fracasado en presentar un plan que ponga fin a las acciones de violencia.

El viernes, los activistas dijeron que se elevó a casi 30 mil el número de civiles que han perdido la vida en los últimos 18 meses. Las víctimas fatales han aumentado en las últimas semanas a causa de los ataques aéreos del régimen y la utilización de armamento pesado por parte de los rebeldes.

El nuevo enviado de las Naciones Unidas y la Ligas Arabe para Siria, que comenzó su misión hace tres semanas, dijo el viernes que no se precipitará en la confección de un nuevo plan de paz tras el fracaso del delineado por su predecesor, el ex titular de la ONU, Kofi Annan.

“Tras el fracaso del plan de seis puntos de Kofi Annan, no me parece que estemos en capacidad de soportar otro fracaso”, señalo Lakhdar Brahimi al canal televisivo Al Arabiya.

Por su parte, Assad advirtió categóricamente en entrevista difundida el viernes con el semanario egipcio Al-Ahram Al-Arabi que los rebeldes “no triunfarán”. Assad dijo que “no se repetirá” en Siria una intervención militar extranjera como la efectuada en apoyo para derrocar al gobernante libio Moamar Gadhafi.

“Le están dando armas y dinero a los terroristas con la esperanza de repetir el modelo libio”, señaló el mandatario. “En vez de contribuir a la estabilidad regional, están suministrando armas y entrenamiento a elementos armados para debilitar al Estado sirio”.

Los bandos en conflicto en Siria tienen sus respectivos aliados. Rusia y China, con Irán y Corea del Norte, apoyan a Assad, mientras que los rebeldes reciben respaldo de Estados Unidos y otros países occidentales, Turquía y varios estados del Golfo Pérsico, como Qatar y Arabia Saudí.

El miércoles, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos identificó 117 aeronaves iraníes que “afirmó” transportaban armas para el régimen sirio. El Departamento de Estado dijo que los aviones trasladaban armas y fuerzas iraníes bajo el disfraz de envíos “humanitarios”.

Assad afirmó que la única manera de resolver el conflicto en Siria es mediante “el diálogo con la oposición” y que la “puerta para el diálogo está abierta”.

La mayoría de los grupos opositores se niegan a conversar con el régimen, pues afirman que no aceptarán otra cosa que la dimisión de Assad y la disolución de las organizaciones de seguridad del Gobierno.