Pases Cortos

El partido México-Guyana se jugará en estadio neutral, informó ayer la FMF, que adelantó que presentará candidatura para organizar el Mundial 2026.

El presidente del organismo, Justino Compeán informó que ayer recibieron un comunicado de la Federación de Guyana informando que el partido “se va a jugar en un país neutro”.

Tanto él como Decio de María, presidente de la Liga MX, tienen previsto viajar este fin de semana a Zurich, Suiza, sede de la FIFA, donde aprovecharán para tener más información en cuanto a la sede de este encuentro, penúltimo en la participación de la selección mexicana en la eliminatoria para el Mundial Brasil 2014.

El técnico Tomás Boy salió ayer a la defensa de los dos empates que lleva al mando de Atlas, al decir: “Eran para ganar. En los anteriores [con Juan Carlos Chávez] fueron igualadas donde se salvaban de milagro [de perder]”.

Zorros igualó 1-1 de visita con Monterrey, y de local 0-0 frente a Querétaro, mientras que los anteriores fueron 1-1 con Pumas, 0-0 ante Tigres, 1-1 contra América y 1-1 ante Chiapas.

Ante la falta de triunfo, argumentó: “Apenas tengo semana y media de trabajo y esto requiere de mucho trabajo, pero ya hubo un pequeño cambio, el equipo pudo ganar los partidos”.

Volver a la senda del triunfo y en casa, es el objetivo inmediato de los jugadores de Toluca, pero también saben que no será fácil ante un Atlante que es dirigido por un Ricardo La Volpe, de gran experiencia y de reconocimiento de estratega.

“El objetivo era clasificar en la Copa, se logra, y ahora hay que cambiar la página y poner el chip de la Liga, sabemos que tenemos un partido muy importante el domingo, sabemos que el equipo de Lavolpe siempre se para bien en la cancha del rival, pero también sabemos que si proponemos como lo hicimos en la segunda etapa ante Puebla, como locales, podemos sacar el resultado y hacer un gran juego”, expresó Wilson Tiago.

Para el técnico del Monterrey, Víctor Manuel Vucetich, el desborde de pasión de las barras es lo que se debe controlar en el futbol mexicano para evitar la violencia como en Sudamérica, aunque aclaró que este deporte vive de los seguidores.

“Las barras son la afición y ésta es la pasión, pero a veces se desborda y creo que eso es lo que debe ser controlado, que no pasen los extremos de lo que es el deporte, es lo que hay que encausar adecuadamente”, manifestó.

Servicios de La Opinión