Piden tolerancia

El grupo destaca que la única respuesta a la 'oscuridad de la intolerancia y la ignorancia es la luz del respeto mutuo'

BRUSELAS, Bélgica (EFE).- La Unión Europea, la Liga Árabe, la Unión Africana (UA) y la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) hicieron un llamamiento a favor de la tolerancia y la paz y condenaron cualquier apología del odio hacia una religión.

En un comunicado conjunto difundido ayer la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton; el secretario general de la OCI, Ekmeleddin Ihsanoglu; el máximo responsable de la Liga Árabe, Nabil al Arabi; y el comisario para la Paz y la Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra se mostraron “unidos” en su convicción sobre la importancia fundamental de la libertad religiosa y la tolerancia.

“Condenamos cualquier apología del odio religioso que constituye una incitación de hostilidades y violencia. Mientras reconocemos plenamente la libertad de expresión, creemos en la importancia del respeto hacia todos los profetas, con independencia de su religión”, afirmaron.

La angustia de los musulmanes por el video sobre la vida de Mahoma, su difusión en Internet y otros actos similares es compartida por todos los individuos y todas las comunidades que se niegan a permitir que se utilice a la religión para alimentar la provocación, confrontación y el extremismo, señalaron.

El comunicado conjunto se publica un día después de que el semanario satírico galo “Charlie Hebdo” publicara nuevas caricaturas del profeta Mahoma y la publicación alemana “Titanic” anunciase que hará lo propio.

“Condenamos cualquier mensaje de odio e intolerancia”, sostiene la nota.

En este contexto, los firmantes recalcaron que el comportamiento de un pequeño grupo de personas no refleja el sentir de las comunidades enteras a las que pertenecen, pero pueden infligirun daño considerable.

“Tenemos que garantizar que los recientes acontecimientos no socaven la relación de confianza y de respeto que hemos construido durante tantos años entre nuestras poblaciones, comunidades y estados”, afirmaron.

“La comunidad internacional no puede ser un rehén de los actos de extremistas de ninguno de los dos lados”, insistieron.

También condenaron los recientes ataques contra legaciones diplomáticas y la pérdida de vidas humanas, y destacaron que no hay lugar para la violencia en las sociedades ni tampoco se debe responder con actos violentos a discursos ofensivos, porque solo generan una espiral de “brutalidad” que sufren al final todos.

“El razonamiento debe prevalecer sobre la rabia, de manera que hoy hacemos un llamamiento para el fin de la violencia, dondequiera haya aparecido, e instamos a la paz y la contención”, señalaron.

Tanto la UE como la Liga Árabe, la UA y la OCI aseguraron que tomarán más medidas si fuera necesario para rebajar las tensiones y a trabajar a favor de un consenso internacional sobre la tolerancia y el pleno respeto a las religiones.

“Además instamos a todos los líderes, ya sean políticos, seculares o religiosos, a promover el diálogo y el entendimiento mutuo. Y seguiremos con nuestros esfuerzos para demostrar que lo que nos une entre regiones y religiones es mucho más grande que lo que nos separa”, apuntalaron.

Por último, subrayaron que la única respuesta a la “oscuridad de la intolerancia y la ignorancia es la luz del respeto mutuo, la tolerancia y el diálogo”.