Ministro israelí propone retirada de Cisjordania

Los comentarios de Ehud Barak lo ponen en contra del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien se ha resistido a hacer concesiones importantes a los palestinos

Ministro israelí propone retirada de Cisjordania
El ministro de Defensa israelí Ehud Barak dijo que "era mejor llegar a un acuerdo con los palestinos, pero si eso no sucede, tienen que tomar medidas prácticas para iniciar una separación".
Foto: AP / Koji Sasahara

JERUSALEN – El ministro de Defensa israelí llamó a una retirada unilateral de la mayor parte de Cisjordania, según declaraciones publicadas hoy que agregan que Israel debe tomar “medidas prácticas” si siguen estancados los esfuerzos de paz con los palestinos.

Los comentarios de Ehud Barak lo ponen en contra del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien se ha resistido a hacer concesiones importantes a los palestinos ante la ausencia de conversaciones de paz. Las negociaciones han estado estancadas desde hace casi cuatro años. La oficina de Netanyahu declinó opinar.

Es improbable que la propuesta de Barak se concrete, al menos en el corto plazo. La coalición que sostiene en el poder a Netanyahu está dominada por extremistas que estarían renuentes a aceptar el plan, pero se espera que Netanyahu convoque a elecciones adelantadas en las próximas semanas y Barak puede estar tratando de atraer a los votantes centristas hacia su partido antes de la inminente campaña.

En declaraciones que publicó hoy el diario Israel Hayom, Barak pidió desmantelar decenas de asentamientos judíos en Cisjordania, pero dijo que Israel mantendría los principales “bloques” de asentamientos.

Estos bloques, donde residen entre 80% y 90% de colonos, están ubicados en su mayoría cerca de las fronteras con Israel, aunque uno de ellos, Ariel, se encuentra en el interior de Cisjordania. Barak también dijo que Israel tendría que mantener una presencia militar en la frontera de Cisjordania con Jordania.

A los demás colonos les darían incentivos financieros para irse o se les permitiría permanecer en sus casas bajo control palestino por un “período de prueba” de cinco años, dijo Barak.

“Es mejor llegar a un acuerdo con los palestinos, pero si eso no sucede, tenemos que tomar medidas prácticas para iniciar una separación”, dijo. “Nos va a ayudar no sólo en el trato con los palestinos, sino también con otros países de la región, con los europeos y con el gobierno estadounidense. Y por supuesto (nos ayudará) a nosotros”.

La propuesta está muy por debajo de las exigencias palestinas de tener toda Cisjordania, junto con el adyacente este de Jerusalén y la Franja de Gaza, para un eventual estado independiente. Israel capturó las áreas en la guerra de 1967, aunque se retiró unilateralmente de la Franja de Gaza en 2005.

Las conversaciones de paz se estancaron en 2008, en gran medida a causa del tema de los asentamientos judíos. Los palestinos se rehúsan a negociar mientras Israel continúe con la construcción de nuevos hogares para colonos en territorios ocupados.