Dispensarios de marihuana bajo amenaza

Autoridades van tras negocios que lucran con venta de marihuana
Dispensarios de marihuana bajo amenaza
Un agente de la policía de Los Ángeles participa con agentes de la DEA en el operativo del martes.
Foto: AP

“Esta carta sirve como una notificación formal a Usted de que la operación de dispensarios de marihuana viola las leyes de Estados Unidos y que puede resultar en una acción judicial, encarcelamiento, multas y decomiso de bienes, incluyendo la propiedad donde el dispensario está operando, así como el dinero que reciba del dispensario”.

Es uno de los párrafos de la carta que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), a través de la Fiscalía Federal en Los Ángeles, está enviando a los propietarios de establecimientos donde operan dispensarios de marihuana.

En una sóla acción llevada a cabo el martes, la DEA notificó a 71 dispensarios que tienen 14 días para suspender la venta y distribución de marihuana.

Desde el año pasado, cuando los cuatro fiscales federales de California anunciaron una alianza para combatir los dispensarios de marihuana, en Los Ángeles se han enviado 393 notificaciones a dueños de dispensarios de marihuana.

La Procuraduría de la Ciudad tiene una lista de 1,046 dispensarios de marihuana registrados en Los Ángeles, aunque algunas fuentes citan cifras menores.

La Fiscalía Federal en Los Ángeles, a cargo de André Birotte, aseguró que continuará con este tipo de acciones para desmantelar los dispensarios de marihuana que están lucrando.

Con excepción de un dispensario localizado en Huntington Park, los demás establecimientos de venta de marihuana medicinal que cateó y notificó la DEA el martes, se encontraban en el Distrito 14 de la ciudad, donde es concejal José Huízar, quien impulsó la ordenanza municipal para prohibirlos.

“Los dispensarios de marihuana medicinal como tiendas de escaparate no están contempladas en la ley estatal y por lo tanto son ilegales”, declaró Huízar en un comunicado al darse a conocer el operativo de la DEA.

Aunque dijo apoyar el uso de marihuana con fines medicinales, el concejal aplaudió la acción del gobierno federal.

“El estado necesita proveer un mejor camino para que los pacientes con enfermedades serias tengan acceso a la marihuana”, expuso Huízar.

Mientras tanto se deben eliminar los dispensarios que están lucrando y distribuyendo la yerba a consumidores que lo hacen por diversión, quienes son los que dominan el mercado, consideró.

Thom Mrozek, portavoz de la Fiscalía Federal, indicó que este tipo de operativos y notificaciones continuarán en los dispensarios que han detectado que venden marihuana de manera ilegal.

Indicó que también habrá acciones legales como las tres demandas que se interpusieron el martes en contra de ER Collective, House of Kush y American Eagle Together for Change, las cuales operaban en el área de Eagle Rock.

Al cierre de esta edición ni el representante del sindicato de dispensarios agrupados en la Local 770 de la UFCW, Rigo Valdés, ni la dirigente de la asociación GLACA, estuvieron disponibles para comentarios y sobre la posibilidad que se ha manejado de que presenten una demanda colectiva en contra del gobierno federal.