Racionan venta de gasolinas

Diversas fallas en refinerías han provocado escasez del combustible
Racionan venta de gasolinas
Los conductores han sentido en los bolsillos los elevados precios que se han registrado.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Propietarios de gasolineras independientes del sur de California, incluyendo Costco Wholesales Corp. han comenzado a cerrar sus bombas debido a un racionamiento de combustible, a causa de interrupciones en la producción por una serie de accidentes y operaciones de mantenimiento en varias de las refinerías de California.

La falta de producción en refinerías como Chevron Corp. y Exxon Mobil Corp., en Torrence, han generado una escasez de gasolina y, por consecuencia que los precios se disparen.

El jueves Valero Energy Corp, la refinería más grande de Estados Unidos, tomó la inusual decisión de suspender la venta de gasolina al mayoreo debido a la escasez del combustible y enfocarse en surtir a las gasolineras con su marca. Por su lado Exxon Mobile está racionando su venta.

Las reservas de gasolina en la Costa Oeste fue de 26.6 millones de barril durante la última semana de septiembre, el más bajo desde 2008, de acuerdo a la Administración de Información. Exxon está restaurando sus operaciones tras un apagón ocurrido el 1 de octubre. Una pipa de Chevron que lleva crudo a refinerías al Norte de California fue cerrada el mes pasado debido a elevados niveles de cloruro en el crudo.

Por ahora los más afectados son los propietarios de gasolineras independientes, muchos de ellos pequeños negocios familiares, o los grandes que venden a precio de descuento como Costco.

Generalmente las gasolineras indpendientes son las primeras en quedarse sin gasolina cuando la producción baja porque no tienen contratos a largo plazo con los proveedores.

Jeff Cole, vicepresidente de gasolina en Costco, declaró a la publicación Bloomberg que algunas de sus tiendas en el sur de California se han quedado sin gasolina regular y están vendiendo el combustible premium a precio de regular.

La escasez de gasolina “se siente como un huracán, pero es en la Costa Oeste”, expresó Cole, agregando que la empresa está tratando de conseguir gasolina “de cualquier parte de California” para solucionar el problema.

“Esta es la primer vez en 30 años que veo este racionamiento”, afirmó Sam Krekorian, propietario de Quality Auto Repair, un establecimiento independiente de venta de gasolina.

Krikorian indicó que su proveedor SC Fuel le está vendiendo el galón de gasolina a $5.5 más impuestos.

“Nos están subiendo el precio una y otra vez con la excusa de los problemas en las refinerías, pero creo que esto es algo político por presión de las grandes refinerías y compañías petroleras, pero lo peor es que el alcalde Villaraigosa y el gobernador (Brown) no han abierto la boca”, dijo molesto Krikorian en entrevista con La Opinión.

“Me quedan sólo cien galones de gasolina, hoy ya voy a cerrar y mañana no se que pase”, dijo.

Bill Day, portavoz de Valero, explicó a La Opinión que “los contratos se van a cumplir, pero la venta al mayoreo a gasolineras independientes están siendo temporalmente interrumpidos y que la reanudación “dependerá en el mercado y los inventarios”.

Valero continuará suministrando gasolina a las estaciones de venta minorista que tienen su marca y sus clientes, según Day, no deberían sentir la escasez, aunque podrían no escaparse del incremento de precios dado que estos se fijan de acuerdo al mercado.

Day indicó que el hecho de que los estándares de protección al medio ambiente sean más altos en la producción de gasolina en California con relación a otros estados, dificulta el buscar alternativas para la escasez trayendo combustible de otros estados.

El precio de la gasolina regular al por menor está a $4.31 en California, el más caro el país con excepción de Hawaii, de acuerdo al reporte emitido por AAA Fuel Gauge, ayer.

Valero opera dos refinerías en California con capacidad combinada de 213,000 barriles al día, las cuales no han sufrido interrupciones.

“El impacto directo es en el presupuesto familiar. La gente tendrá que gastar más en gasolina y tener menos para otras cosas, la gran pregunta es si este es un cambio cíclico o estructural porque de esto dependerá que tan fuerte será el impacto para la economía”, señaló Jorge González, profesor de economía en Occidental College.

González explicó que entre los consumidores tienen cierta flexibilidad porque el gasto en gasolina es una pequeña parte de su presupuesto general y cuando estos aumentos en el precio ocurren tienen a hacer ajustes en su propia economía reduciendo otros gastos.

Sin embargo, dijo, si continúa aumentando el precio y estos se extienden por un largo periodo – unos seis meses, por ejemplo- el impacto en la economía estatal será fuerte dado que se dispararían los costos de producción y distribución de bienes