No en la Proposición 31

La medida rompe el equilibrio de poder en Sacramento
No en la Proposición 31

Los californianos están frustrados con razón con Sacramento y la manera en que funciona el gobierno estatal. La Proposición 31 agrupa un paquete de medidas buenas y malas para hacer cambios significativos, aunque a la hora del equilibrio el impacto potencial de lo negativo prevalece por sobre lo positivo.

La iniciativa es una buena intención de la organización Foward California, dedicada a las buenas prácticas de gobierno. La Proposición 31 contiene propuestas que consideramos positivas como la creación de un ciclo de presupuesto más estable de dos años, mientras que promueve al mismo tiempo la transparencia, haciendo que los proyectos de ley sean entregados a los legisladores con tres días de anticipación a su voto. Hasta aquí todo bien.

El problema es que también la Proposición 31 tiene aspectos perjudiciales como ampliar el poder del gobernador para que pueda hacer recortes unilaterales del presupuesto. Una idea muy similar a la rechazada por los votantes en la Proposición 76 en 2005.

Al mismo tiempo, autoriza la transferencia de fondos estatales, calculados en más de 200 millones de dólares anuales, a proyectos de servicios locales. Está poco claro de donde saldrá el dinero y el impacto que tendrá en beneficiarios y proveedores de servicios.

Finalmente, la medida también establece que cualquier ley que proponga un gasto superior a 25 millones de dólares debe explicar su financiamiento sin aumentar impuestos. Esto significa que, incuso cuando no haya crisis fiscal, seguramente habrá que recortar los fondos de un programa para pagar otro. Este sería una restricción escrita a fuego.

El obstáculo mayor de la medida es que altera el equilibrio en Sacramento restándole la autoridad al legislativo frente a los proyectos locales y ante el gobernador. La popularidad de la legislatura estatal está por los suelos , pero eso no significa que es mucho mejor tener un gobernador mas poderoso, ni tampoco que autoridades locales con proyectos, puedan estar eximidos de cumplir las leyes estatales.

Creemos que habría que eliminar aspectos de la medida para mejorarla. Mientras tanto vote No en la Proposición 31.