Breves de Latinoamérica y el mundo

El Ejército mexicano capturó al presunto jefe del cártel del Golfo en la ciudad de San Luis Potosí, Mauricio Ramírez Tamez, involucrado en el asesinato de 14 personas en agosto pasado, informó ayer la Secretaría de la Defensa (Sedena).

En un comunicado, la institución precisó que Ramírez Tamez, alias “El Diamante”, fue detenido el miércoles pasado junto a otras dos personas en Ciudad Reynosa, en el nororiental estado de Tamaulipas.

El detenido se “desempeñaba como encargado del estado de Zacatecas para Los Zetas, bajo el liderazgo de Iván Velázquez Caballero, ‘El Talibán'”, detenido a finales de septiembre pasado.

Unas 28 madres hondureñas viajarían ayer a Guatemala, donde hoy se unirán a un grupo de mujeres centroamericanas, para iniciar el próximo lunes una caravana por México en busca de sus hijos desaparecidos en su camino hacia Estados Unidos, informaron ayer los organizadores.

Las madres hondureñas se reunirán mañana en la capital guatemalteca, donde realizarán una serie de actividades en el atrio de la Catedral Metropolitana antes de ingresar a México.

La inclusión de la pandilla salvadoreña Mara Salvatrucha en la lista negra de Estados Unidos no afectará la “tregua” que esa organización criminal mantiene con su principal rival y que ha permitido bajar los asesinatos en El Salvador, aseguró ayer el ministro de Seguridad, David Munguía Payés.

Esa decisión, anunciada el jueves por el Departamento del Tesoro estadounidense, “de ninguna manera afectaría el proceso de pacificación, como el que ha comenzado en el país” desde marzo pasado, declaró el funcionario salvadoreño a periodistas.

Dos cubanos murieron ayer y otros 11 se encuentran desaparecidos después de que la balsa en la que viajaban naufragara frente a las costas de Isla Mujeres, en suroriental estado mexicano de Quintana Roo, informaron fuentes oficiales.

Según personal de la Armada mexicana que participa en las labores de rescate, otros 10 cubanos que viajaban en la embarcación de fabricación casera fueron rescatados.

Una jueza de Managua condenó ayer a 30 años de prisión, la pena máxima en Nicaragua, al empresario Henry Fariña, el supuesto blanco del ataque armado en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral, por narcotráfico y otros delitos.

La jueza del caso y titular del segundo distrito de lo penal de Managua, Adela Cardoza, impuso a Fariña, un empresario nicaragüense de espectáculos, a 17 años de prisión por tráfico internacional de drogas, 9 años por crimen organizado y siete por lavado de dinero, para un total de 33 años, aunque por ley se le reduce a 30, la pena máxima en Nicaragua.

Alrededor de la web