Otro fracaso de Federer

Murray lo elimina y va con Djokovic a la final de Shanghai
Otro fracaso de Federer
Con un rostro de resignación, Federer se despide de la fanaticada.
Foto: AP

SHANGHAI, China (NTX).– El tenista británico Andy Murray se deshizo del suizo Roger Federer, a quien venció en dos sets, y clasificó a la final del Masters 1000 de Shanghai, donde buscará su tercer título seguido cuando hoy enfrente al serbio Novak Djokovic.

Federer, número uno del ranking mundial y máximo favorito al trono, fracasó en su intento por alcanzar la final en este certamen al caer en sets seguidos, por parciales de 6-4 y 6-4 en una hora y 38 minutos de acción ante el tercer sembrado.

La semifinal que disputaron en el 2010 se volvió a repetir y Murray salió con los brazos en alto, ahora ante un Federer que falló mucho, muy lejos del nivel acostumbrado y que pagó caro los 33 errores no forzados que cometió.

Dos quiebres, por uno de su rival, dieron a Murray la ventaja en el primer set, y aunque se mostró muy superior en el segundo, falló claras oportunidades para sentenciar el partido, que debió suspenderse algunos minutos por la lluvia.

Regresaron a la cancha para que Murray lograra un quiebre y así adelantarse 3-2, ventaja que conservó 5-4 para irse a los vestuarios nuevamente por la lluvia, pero instantes después volvieron y no desaprovechó la oportunidad de sentenciar el juego y eliminar a Federer.

El escocés, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tras vencer en la final precisamente a Federer, dejó en claro que el territorio chino es de sus preferidos, pues disputó las finales en 2010 y 2011 con éxito, por lo cual buscará su tercer título seguido.

Además, esta será la segunda final de un Masters para Murray en el 2012, luego de caer en la de Miami ante Djokovic, quien no tuvo piedad del checo Tomas Berdych y lo venció por 6-3 y 6-4 en una hora y 25 minutos de juego.

“Nole”, segundo en las preferencias y en la clasificación mundial, tuvo un 75 por ciento de efectividad en su saque, una de sus armas para quedarse con la victoria.