Vote por Howard Berman

El legislador suma una experiencia, conocimiento y civilidad en el Congreso

El nuevo mapa electoral para la Cámara Baja hizo que los congresistas demócratas Howard Berman y Brad Sherman tengan que competir por el derecho a representar al nuevo distrito 30. Cada uno tiene sus características y virtudes propias, aunque a la hora de decidir el congresista Berman sería el más beneficioso para el distrito y el Congreso.

Creemos que Berman ha demostrado a lo largo de varias décadas la experiencia de un liderazgo equilibrado entre ser el defensor de los intereses de su distrito y poseer una visión más global sobre los temas conque lidia el legislativo federal. El congresista es hoy una pieza importante de civilidad en una Cámara de Representantes que está ideológicamente polarizada. Berman provee un amplio conocimiento legislativo para mover proyectos de ley y formar alianzas que lleven a resultados concretos.

Estas características ayudan al distrito que representa. Este beneficio sera prácticamente inmediato, ya que por el solo hecho de la larga trayectoria de Berman en la Cámara Baja, el distrito tendrá un representante de mayor jerarquía en el escalafón de poder en la bancada Demócrata.

Al mismo tiempo, Berman ha mostrado ser un aliado consistente de los latinos en el Congreso. Un ejemplo de ello es su larga labor en el área de inmigración. Allí integró el proceso para la ley Simpson- Rodino que condujo a la reforma y legalización en los ochentas, respalda el proyecto AgJobs y es uno de los impulsores del DREAM Act. En este aspecto, los inmigrantes han contado con Berman en el Congreso.

Cabe destacar también el respaldo de Berman a los proyectos de libre comercio, como el de América del Norte (TLC), en el cual hay un marcado contraste con la oposición de Sherman a los mismos.

Si bien respaldamos a Berman, es importante señalar la cercana relación que tiene Sherman con su distrito. En esto apreciamos que Berman no tenga una visión parroquial de su función, pero sí él puede mejorar su estilo para hacerlo más personal. Al fin y al cabo, es Berman quién está compitiendo en un distrito donde hay más territorio del distrito antiguo de Sherman que del de Berman.

Esta es una elección reñida entre dos candidatos cuyo antagonismo data de mucho tiempo. Es lamentable el tono agresivo y personalmente negativo que ha tomado esta campaña entre legisladores Demócratas y progresistas. No hay justificación para caer tan bajo en el debate político.

Esperamos que los votantes del nuevo distrito 30 reconozcan las virtudes de Howard Berman y lo elijan para la Cámara de Representantes.