Republicanos admiten fallo en comunicación con hispanos

Además de que -dicen- los demócratas han logrado atraer gente ofreciéndoles “programas sociales”
Sigue a La Opinión en Facebook
Republicanos admiten fallo en comunicación con hispanos
A juicio de quienes llevan la campaña del candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney, su mensaje no fue presentado con eficacia ante la comunidad hispana.
Foto: Archivo

Boca Ratón, Florida – La campaña del candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney, negó hoy que elementos extremistas del partido hayan alejado a los hispanos y achacó el rezago en ese frente a un problema de “comunicación”.

Las últimas encuestas reflejan una clara ventaja del presidente y candidato demócrata a la reelección Barack Obama con los votantes hispanos, con un apoyo del 70%, frente al 25% de Romney y el 5% de indecisos.

El exembajador Otto Reich, portavoz de la campaña de Romney para América Latina, dijo hoy a Efe que esa diferencia muestra que los votantes hispanos “no están bien informados” y responden a una campaña “muy efectiva” de publicidad que ha distorsionado la imagen de Romney.

“No nos estamos comunicando (con esos votantes) debidamente”, explicó el exdiplomático.

Además, el exsecretario de Estado adjunto para Latinoamérica, añadió que los demócratas han logrado atraer gente hacia sus filas ofreciéndoles “programas sociales”.

El portavoz de la campaña de Romney mencionó que los latinos tienden a convertirse en republicanos a medida que pasan más tiempo en Estados Unidos.

“Los hispanos de segunda y tercera generación son más republicanos”, dijo Reich, quien negó que su partido tenga nada contra los inmigrantes.

“Yo soy un inmigrante y me siento muy cómodo siendo republicano”, atajó el exdiplomático, quien criticó a Obama por no haber cumplido su promesa de aprobar una reforma migratoria integral durante su primer año en la Casa Blanca.

Reich se refirió también al debate que mantendrán hoy en la Universidad Lynn de Boca Ratón Romney y Obama y que se centrará exclusivamente en política exterior.

“Estoy muy decepcionado con el hecho de que Latinoamérica no vaya a formar parte de la agenda de esta noche”, afirmó.

El debate de 90 minutos, moderado por el veterano periodista de la cadena CBS Bob Schieffer se dividirá en seis segmentos- el papel de EE.UU. en el mundo; la guerra en Afganistán; Israel e Irán; los cambios en Oriente Medio y el nuevo rostro del terrorismo; el ascenso de China y el mundo del futuro.

Reich dijo confiar en que pese a que Latinoamérica no está oficialmente en la agenda, Romney tenga la oportunidad de destacar que en cuatro años en la Casa Blanca “Obama no puso en marcha ninguna iniciativa política o económica” para la región.

“Espero que el gobernador Romney llame la atención sobre el fracaso de la administración Obama en México”, subrayó.

“El presidente Obama tiene que defender su historial porque no ha hecho nada”, añadió Reich, quien apuntó que la actual Casa Blanca no ha comenzado ningún nuevo acuerdo de libre comercio.

Por su parte, la campaña de Obama acusó hoy a Romney de querer volver a dividir la región en “buenos y malos”.

Una hipotética presidencia de Romney regresaría a “las políticas fracasadas” de la presidencia de George W. Bush, dijo hoy a Efe Dan Restrepo, principal asesor de Obama para Latinoamérica entre 2009 y parte de 2012 y asesor ahora para su campaña de reelección.

Restrepo lamentó la que describió como visión trasnochada de Romney se centre demasiado en la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, más conocida como Alba, ya que en su opinión la agrupación incluye a países que “están en desgaste a estas alturas”.

“Es desafortunado”, sentenció.

Afirmó, por lo demás, que, para Obama, América Latina “ha sido importante” y citó como prueba de ello el que el presidente haya viajado cinco veces a la región, más que ningún otro presidente estadounidense durante su primer mandato.