Salvadoreños critican Concejo proinmigrante

Organizaciones locales en LA se sienten excluidas en la elección
Salvadoreños critican Concejo proinmigrante
El gobierno de El Salvador instaló el Concejo Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y sus Familiares, pero no todas las organizaciones en el exterior están conformes.
Foto: Archivo / La Opinión

Bajo una lluvia de críticas por la elección de los tres representantes de la diáspora salvadoreña se instaló en San Salvador el Concejo Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y sus Familiares.

Las tres personas que asumieron los cargos son: José Roberto Hernández, de la Asociación Nacional Salvadoreña Americana (SANA), en Los Ángeles; Daysi Funes, del Centro Romero, en Chicago, Illinois; y, Laura Avalos, de la Asociación Salvadoreña Canadiense de Ottawa y la Región Capital (ASCORCAN), Canadá.

Las críticas surgen porque en Los Ángeles sólo participaron tres de las más de cien organizaciones comunitarias de ayuda a El Salvador. A nivel nacional, 17 organizaciones se sometieron al proceso de elección.

El Cónsul General de El Salvador en Los Ángeles, Walter Durán, aseguró que la convocatoria y el proceso se realizó en el plazo y bajo las normas que estableció la Ley Especial para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante Salvadoreña y su Familia (LPDM), aprobada en marzo de 2011.

El cónsul asegura que hubo apatía al proceso de inscripción.

“El que no participó fue que no quiso”, dijo el cónsul Durán. “Muchos están inconformes y me lo han expresado porque dicen que no conocen al representante. A estas personas yo les digo que se acerquen a él. Estoy seguro que él estará buscando el contacto con la comunidad para poder realizar su trabajo”.

Pero no es apatía lo que se refleja en Facebook. El periódico digital dirigido a los salvadoreños llamado laprensadelosangeles.com preguntó a sus seguidores si alguien se enteró de cuándo fue la elección y si reconocen a los representantes. Las respuestas fueron muy variadas, hay quienes atacaron la política del gobierno hacia los salvadoreños en el exterior , hasta quienes defendieron el nuevo consejo conformado por nueve personas.

Algunos, como el empresario Alex Venegas, consideraban que tres personas para representar a una tercera parte de los salvadoreños son muy pocas.

Mientras que otros como Erick Muñoz, representante del partido de derecha ARENA en Los Ángeles, lamentaban la división que esta elección ha creado en la comunidad salvadoreña en el exterior.

En una entrevista exclusiva con La Opinión, Hernández, dijo que ahora que el consejo ya está conformado comenzarán a trabajar en tres puntos básicos: la protección de los migrantes salvadoreños; incrementar las oportunidades de negocio para que la diáspora pueda invertir y crear trabajos en El Salvador; y, ser voceros en contra de la migración masiva.

“El mensaje para la diáspora salvadoreña es que ahora tenemos un espacio digno para que participemos. Nosotros los vamos a representar de una forma dinámica frente al gobierno… ya no sólo tenemos cara de dólar, vamos a poder contribuir y tener una voz”, acotó Hernández.

El nuevo Consejo se reunirá virtualmente dos veces al mes utilizando tecnología como videoconferencias. Estos cargos son ad honorem, es decir sin percibir ninguna retribución económica. El único que tendrá un salario será el director ejecutivo, quien aún no ha sido nombrado.