LAUSD busca fondos de Race to the Top sin apoyo de maestros

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles sería candidato para recibir $40 millones de ayuda federal

LAUSD busca fondos de Race to the Top sin apoyo de maestros
Maestros del sindicato (UTLA) distribuyen información sobre las propuestas electorales en esta foto de archivo.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

En una sorpresiva acción, el superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) optó por enviar la solicitud a Washington para que el distrito sea considerado para un fondo de $40 millones de la iniciativa Race to the Top, pese a no tener el respaldo del sindicato de maestros.

La fecha límite para someter la solicitud al Departamento de Educación de EE.UU. era inicialmente el martes, pero debido al huracán Sandy, se dio una extensión que vence mañana viernes.

En una carta enviada al Secretario de Educación, Arne Duncan, John Deasy pidió que el departamento considere la solicitud del distrito argumentando que “los estudiantes no deberían ser penalizados por la

ausencia de la firma de UTLA”.

“Aunque UTLA se rehusó a ser socio en este importante y critico subsidio”, dijo Deasy, “yo abogo por ellos en nombre de los administardores, estudiantes y miembros del personal de este distrito. Para ese fin, he instruido al personal someter la solicitud con toads las firmas requeridas excepto la del sindicato de maestros”.

“Quiero establecer que aquí en Los Ángeles, después de meses de tratar repetidamente de formar una alianza a favor de los estudiantes y el personal con relación a este tema”, dijo el superintendente.

“Estoy pidiendo el apoyo de DOE para contratar a cientos de empleados para apoyar los derechos absolutos de todos los jóvenes a una educación de calidad”, agregó el superintendente.

Deasy señaló que el subsidio, el cual recibió el apoyo unánime de la Junta de Educación, ayudaría a los jóvenes de todo el distrito a mantenerse camino a la graduación y preparados para continuar sus

estudios superiores, una promesa que esta administración ha hecho a las familias de más de 650 mil estudiantes del LAUSD.

El viernes pasado el Sindicato de Maestros de Los Ángeles (UTLA) se rehusó a dar su apoyo, requerido para que el distrito pudiera solicitar los fondos de la iniciativa federal conocido como Race to the Tope, un fondo creado en 2009 por la Administración de Barack Obama para impulsar la innovación y reformas educativas en las escuelas públicas a través de todo el país.

La Opinión no consiguió de inmediato comentarios de UTLA.

UTLA argumentó para retirarse de la negociación que el costo del plan es mayor al dinero que recibiríamos. Obtendríamos $40 millones y lo mínimo que le costaría al distrito (implementar el programa Race to the Top) sería $43.3 millones y que los fondos difícilmente llegarían a los salones de clases.

Uno de los requerimientos del proceso de Race to the Tope es que los distritos incluyan los resultados de los exámenes de los estudiantes como un factor relevante en la evaluación de los maestros para el año escolar 2014-15.

Este es el tercer año consecutivo en que los distritos pueden competir por los fondos de Race to the Top, pero la primera vez que los distritos solicitan directamente estos fondos sin intervención del

estado.

Unos 900 distritos escolares habían manifestado su intención de competir, pero solo serán entre 15 y 25 los distritos que obtengan entre $5 millones y $40 millones.