EEUU permite entrada de más barcos con crudo

Desde hoy y hasta el 13 de noviembre se levantan las restricciones existentes a la entrada de naves mercantes extranjeras
EEUU permite entrada de más barcos con crudo
Un cartel en una estación de gasolina en Brooklyn alerta sobre la falta de combustible en el lugar.
Foto: AP / Seth Wenig

Washington – El Gobierno de EE.UU. anunció hoy medidas para que puedan llegar al país más barcos con petróleo del Golfo de México con el fin de abastecer a las áreas afectadas por el huracán “Sandy”, donde hay escasez de combustible por los daños causados a las refinerías.

Desde hoy y hasta el 13 de noviembre se levantan las restricciones existentes a la entrada de naves mercantes extranjeras, según anunció la Secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, en un comunicado.

“La prioridad más alta de la Administración es asegurar la salud y la seguridad de aquellos afectados por el huracán Sandy y esta medida eliminará un obstáculo potencial para la importación de combustible adicional para la región dañada por la tormenta”, explicó Napolitano.

La secretaria de Seguridad Nacional agregó que la “Administración sigue supervisando la situación y está preparada para tomar medidas adicionales cuando sean necesarias para asegurar que las necesidades de energía de la región afectada por Sandy sean cubiertas”.

Esta medida sigue a la reapertura ayer del puerto de Nueva York, que estuvo cerrado desde que el lunes la tormenta tocó tierra en Nueva Jersey y avanzó hacia la ciudad de los rascacielos.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció ayer que con la reapertura del puerto se busca aliviar la escasez de combustible que aún sufre esa zona del país.

El paso del huracán “Sandy” por la costa noreste de EE.UU. afectó a seis refinerías que cesaron o redujeron sus operaciones, según datos del Departamento de Energía.

La situación en Nueva Jersey llevó a que el gobernador, Chris Christie, tomara medidas, vigentes hasta el 17 noviembre, para permitir que los comerciantes puedan comprar combustible fuera del estado.

La recuperación del suministro energético es una de las principales urgencias en las zonas devastadas por el huracán para poder acelerar las labores de limpieza y reconstrucción.

“Sandy” dejó sin electricidad a más de 8 millones de hogares en 15 estados y el Distrito capitalino de Columbia, y hasta el momento se ha cobrado la vida de casi un centenar de personas.