Movember, estilo para prevenir el cáncer de próstata (Video)

Con la llegada del onceavo mes del año, la Fundación Movember pone en marcha su campaña homónima, una de las más originales para animar con mucho estilo a que los varones se sometan a las revisiones oportunas para prevenir el cáncer de próstata y la depresión.
Movember, estilo para prevenir el cáncer de próstata (Video)
Movember: estilo de bigote para prevenir el cáncer de próstata en este mes.
Foto: Fundación Movember

Durante un mes, llevar bigote tiene el valor adicional de recordar que para la detección a tiempo de un cáncer es necesario someterse a diagnósticos anuales, cuya efectividad está demostrada en el menor número de muertes causadas por esta enfermedad. Además, Movember también quiere animar a los hombres a comprobar el historial médico de su familia y adoptar un estilo de vida más saludable.

El nombre de esta misión es el resultado de la palabra ‘moustache’ (bigote) y ‘noviembre’, y lleva activa desde 2004, cuando arrancó en Australia y Nueva Zelanda. Tres años después, se sumaron otros países, como España, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Además de actuar como recordatorio de la importancia de cuidarse, esta iniciativa también quiere recaudar fondos para su fundación, y en ocho años de vida ya ha conseguido más de 174 millones de dólares en todo el mundo que van destinados a la investigación de los cánceres de próstata y testículos, cuyos tratamientos tienen aún efectos secundarios que están siendo reducidos.

El de próstata es en todas las encuestas el primero o el segundo tipo cáncer más frecuente en los hombres, junto con el de piel y el de pulmón. Los varones de origen afroamericano son los que más lo padecen y las personas con antecedentes familiares tienen también un gran porcentaje de sufrirlo en algún momento de la vida, sobre todo en edades más avanzadas.

Este es el octavo año consecutivo en el que se celebra la iniciativa. Como curiosidad, las mujeres también pueden participar dejándose crecer el vello en las piernas y las axilas, aunque no es algo tan común, puesto que en muchos de los países que participan, las temperaturas no permitirían apreciar quién se ha sumado a la campaña. Por otro lado, en algunas Universidades también se ha querido aprovechar la idea del evento para alguna fiesta que se ha organizado, aunque no han enlazado sus juergas con los fines benéficos.