Qué hacer ante una hemorragia

Controlar una hemorragia de manera oportuna puede evitar mayores complicaciones.
Qué hacer ante una hemorragia
Una emergencia como una hemorragia puede presentarse en cualquier momento.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La pérdida gradual de la sangre es una de las emergencias que deben controlarse lo antes posible para evitar complicaciones.

Si te encuentras en posibilidades de ayudar ante este tipo de emergencias, te sugerimos qué puedes hacer. Recuerda que lo mejor es acudir cuanto antes con un médico y que tomar la debida preparación sobre primeros auxilios puede salvar vidas.

Localiza dónde se origina la hemorragia y de qué tipo es. Presiona la zona con una compresa por un periodo de 5 a 10 minutos. Es importante que no retires la primera compresa cuando se cubra de sangre, sino que coloques una nueva encima.

Si la sangre no se detiene, puedes presionar indirectamente una zona entre el corazón y la herida. El objetivo es detener el flujo de sangre desde el corazón hacia la zona de la hemorragia.

Otra medida que puedes tomar, según el tipo de emergencia, es elevar la parte afectada encima del nivel del corazón.

Como última medida puedes aplicar en la zona un hielo envuelto en un trapo limpio, pero siempre cubre la zona con un vendaje moderadamente apretado.