Cómo la Misión apoyó a Obama

En la Misión —el llamado barrio latino de San Francisco—, la tendencia de los votantes fue por Barack Obama

SAN FRANCISCO.— En un extraordinario día de calor, los hispanos vecinos del barrio de la Misión salieron de sus casas para dar su voto al presidente Barack Obama, según un sondeo reporteril efectuado por la mañana del martes 6 en al menos cinco puntos del vecindario.

Una octogenaria, Georgina Duarte, discapacitada, con todo y sus dolores, según dijo, salió por la mañana en compañía de un par de amigas para entregar su voto al demócrata Obama.

“Nosotros siempre hemos sido demócratas. Los hispanos somos demócratas y California es demócrata”, afirmó la mujer que con paso lento y con ayuda de un bastón llegó a la escuela primaria Marshall, a la altura de la calle 15 y South Van Ness.

Su voto fue para Obama, porque él “al menos es un poquito menos racista. Todos los demás son racistas, los republicanos”, sostuvo Duarte, quien manifestó haber llegado a EEUU hace más de 30 años, huyendo de la guerra en Nicaragua.

José, un inmigrante salvadoreño que votó por Obama en 2008, en otra casilla de la Misión, dijo que volvió a repetir su selección “porque es un buen presidente. Ha hecho mucho, nada más que no lo han dejado hacer todo lo que ha querido por nosotros, los hispanos”.

Hasta el mediodía, con un récord histórico de calor —más de 80 grados— en varios condados de la Bahía de San Francisco, según el Servicio Meteorológico Nacional, las elecciones en la Misión iban “tranquilas”, había dicho una de las voluntarias, y con casi 500 registros electrónicos en cuatro de estos espacios.

Cerca de las calles 16 y Mission había otro punto para votar. Ahí, Mayra Vázquez logró terminar con el proceso en poco más de 10 minutos, “muy rápido”, expresó con sorpresa.

El voto de esta sanfranciscana —heredera de padres salvadoreños— fue también por Barack Obama, pues considera que si continúa con su administración, logrará regular la situación migratoria para los hispanos. “Si todos los latinos le dan el voto, seguro que sí va a intentar pasar la Reforma Migratoria”, dijo.

El barrio de la Misión experimenta desde hace algunos años un cambio demográfico, quizá notable en las urnas disponibles en la estación de policía de la Misión —esquina de las calles Valencia y 17—, donde durante más de 30 minutos no aparecieron hispanohablantes.

La primera casilla que cerró en Estados Unidos ocurrió en Dixville Notch, New Hampshire, una pequeña localidad al este del país donde el conteo de votos decretó un empate entre ambos candidatos, Barack Obama y Mitt Romney, con tan sólo cinco votos cada uno.