Documental aborda anulación de estudios étnicos en Arizona (Video)

“Prohibiendo a Shakespeare- La Batalla por la Mente en Tucson” trata sobre la restricción a libros o al ejercicio de idioma y cultura.

Documental aborda anulación de estudios étnicos en Arizona (Video)
Entre los protagonistas se encuentra Tom Horne, el actual fiscal general de Arizona y exsuperintendente de TUSD.
Foto: Especial

Los hispanos en Tucson, Arizona, están a merced de un tipo de justicia fronteriza como la del Viejo Oeste, en el que las autoridades escolares les prohíben el acceso a libros o el ejercicio de su idioma y cultura, según un nuevo documental.

En el documental “Prohibiendo a Shakespeare- La Batalla por la Mente en Tucson”, se entrevista a varios personajes en medio de la controversia después de que el Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD) cancelara este año sus programas de estudios mexicoamericanos.

Entre los protagonistas se encuentra Tom Horne, el actual fiscal general de Arizona y exsuperintendente de TUSD.

El nuevo documental detalla como Horne apoyó la ley HB2281, la cual fue aprobada en 2010 por el Legislativo y luego firmada por la gobernadora republicana Jan Brewer.

La ley forzó al actual superintendente de instrucción pública John Huppenthal a pedir a TUSD que anulara el programa de estudios mexicoamericanos.

El documental está dirigido por Fernando James Orozco, quien dijo Efe desde Los Ángeles vía telefónica que el título de esta producción de 40 minutos se refiere al hecho que la famosa obra “La Tempestad”, de William Shakespeare, está también entre los títulos prohibidos por las autoridades de Tucson.

“Yo realmente creo que lo que hicieron en Tucson es inconstitucional y será resuelto en las cortes”, afirmó Orozco, graduado de Fairmont State University en sociología y cine.

La cinta, una de varias ya que tratan sobre el mismo tema, resalta que la “fórmula Horne” es acusar a los hispanos de algún mal para luego redactar leyes que los censuren.

En el caso de los estudios méxicoamericanos, un legado de una orden federal de 1974 que abolió la segregación en las escuelas públicas para acomodar los intereses y cultura de los hispanos, Horne alegó que los estudios étnicos fomentan “solidaridad étnica” y crean un clima de “nosotros vs ellos” entre los hispanos y los blancos del estado.

Este argumento es plenamente refutado en la película que se distribuye en Youtube por varios entrevistados incluyendo la defensora legal Isabel García y el historiador Rodolfo Acuña, cuyo libro “América Ocupada” está actualmente prohibido en Tucson.

Yolanda Sotelo, una maestra del cesado programa, opina en el documental que los supervisores del distrito escolar no conocen los libros que han censurado.

“Y aún así están listos para prohibir los libros que usamos en las aulas”, recalca Sotelo.

Gabriel Buelna, el productor, dijo a Efe que es irónico que las autoridades en Tucson prohíban a los alumnos hispanos saber sobre sí mismos y les nieguen poder explorar su cultura.

Buelna agregó que sus antepasados tienen más de cien años en Estados Unidos, “nosotros somos de aquí, mucha de nuestra historia está aquí”.

El congresista Raúl Grijalva de Arizona argumenta en la película que ningún texto ni siquiera mencionaba en el pasado las contribuciones de los hispanos, en este caso los méxicoamericanos.

Margarita “Mita” Domínguez recuerda frente a la cámara como su madre le contó que cuando ella era una niña en una escuela pública de Tucson la pusieron dentro de un bote de basura como castigo por hablar español.

Los estudios méxicoamericanos, asegura Domínguez en la película, vienen a restaurar un sentido de integridad a los hispanos en este estado que ha sido el foco de la ley anti-inmigrante más severa del país, la SB1070.

Según un estudio comisionado por el mismo superintendente Huppenthal, del programa prohibido se graduaba a un alto número de estudiantes que continuaban rumbo a la educación superior.

Orozco comentó que existe una tradición de tolerancia y libertad de expresión en este país que no debe hacerse a un lado.

“En este país tenemos el derecho de ser quienes somos y no tenemos que explicarle eso a nadie”, apuntó Orozco.