Galaxy resuelve en 45 minutos

Con un medio tiempo soñado, angelinos vencen a San José y defenderán su título

El Galaxy de Los Ángeles remontó anoche la desventaja de un gol que sufrió en el partido de ida en casa resolvió su serie de semifinales de conferencia ante el puntero San José Earthquakes venciéndolo 3-1 (3-2 global) para meterse a la final de la Conferencia Oeste.

Goles de Robbie Keane (2) y Mike Magee dieron la clasificación al Galaxy en el Estadio Buck Shaw, mientras que el descuento local llegó por intermedio de Alan Gordon.

Obligado a volver tras el 1-0 en la ida, el Galaxy tomó la iniciativa en los primeros minutos y sumó varios hombres al ataque.

San José sintió la presión y recurrió a las faltas para detener los avances visitantes.

Dos de estas infracciones resultaron en un par de tiros libres para David Beckham, quien por poco inaugura el marcador a los 6′ con un remate al poste izquierdo que obligó la estirada del arquero Jon Busch.

Los problemas en defensa se multiplicaron para los Earthquakes poco después, cuando el hondureño Víctor Bernárdez —líder de la zaga local y héroe de la ida en Los Ángeles— tuvo que abandonar el encuentro por lesión, cediendo su lugar a Ike Opara.

La salida del “Muma” marcó un antes y un después en el encuentro, ya que el Galaxy aprovechó los especios que dejó San José para abrir la cuenta al minuto 21. Fue obra de Keane, quien encaró sin oposición y sacó un disparo venenoso desde fuera del área.

Los dueños de casa sintieron el golpe y se lanzaron con todo al arco defendido por Josh Saunders, pero tanto Chris Wondolowski como Steven Lenhart (quien se dedicó más a pelear con Omar González que a jugar) desperdiciaron sendas oportunidades claras para lograr la paridad.

En cambio, el Galaxy no perdonó en ataque y aumentó la ventaja a los 34′ tras una contra de Landon Donovan que Keane finalizó con clase en el mano a mano con Busch.

La defensa de San José se hizo agua nuevamente sólo cinco minutos después, y esta vez Magee remató de primera un centro al área de Donovan, 3-0 a favor de los angelinos.

Marvin Chávez intentó acortar distancias para los Quakes cerca del descanso, pero el tiro libre del hondureño se estrelló en el vertical derecho de Saunders.

Los papeles se invirtieron en la segunda parte, y San José fue el equipo que se arriesgó en ataque en busca del arco contrario. Pero a diferencia del Galaxy en la primera mitad, el gol se demoró demasiado en llegar para San José.

A los 82′, el suplente Gordon definió de media vuelta un balón suelto en el área y puso el suspenso a un partido que había sido ampliamente dominado por el Galaxy.

Sin embargo, los últimos minutos fueron un calvario para los visitantes, que defendieron la ventaja mínima en el global con todos sus hombres.

Pero la peor falla fue de Opara, ya que su disparo dentro del área se fue por encima del marco de Saunders.

Aún así, LA tuvo varias ocasiones para liquidar el encuentro — tres de ellas para el sueco Christian Wilhemsson, quien falló cada vez que se encontró frente al arco.

Pero la peor falla fue de Opara, ya que su disparo dentro del área que se fue por encima del marco de Saunders.