En NY empeora la situación por el frío

Las autoridades deciden racionar combustibles para enfrentar escasez
En NY empeora la   situación por el frío
Miembros de la Guardia Nacional trabajan en una de las zonas inundadas en Nueva York enmedio de una tormenta invernal que azota la región.
Foto: EFE

NUEVA YORK, Nueva York.— La ciudad se levantó ayer cubierta bajo una capa de nieve tras una tormenta invernal que provocó nuevos cortes de luz que afectaron a cerca de 55,000 abonados, en una ciudad que sigue intentado recuperarse del paso devastador del huracán “Sandy” la semana pasada.

Así lo informó la compañía eléctrica Con Edison, que aseguró que la tormenta también obligó a suspender las tareas de restauración del suministro eléctrico tras “Sandy”, ya que las fuertes rachas de viento que alcanzaron el miércoles hasta los 96 kilómetros por hora impidieron trabajar “de forma segura”.

Algunos de los clientes de Con Edison en los cinco barrios de Nueva York y el condado de Westchester que se quedaron a oscuras antenoche con la nueva tormenta habían recuperado hace tan solo unos días la electricidad después de estar varios días sin luz a causa de “Sandy”.

Según explicó a Efe una habitante de West Hempstead (Long Island, en las afueras de Nueva York), Michelle Sánchez, su casa perdió la electricidad hacia la medianoche, después de haberla recuperado el pasado viernes tras cinco días de apagón.

“Todavía no nos han dicho cuándo recuperaremos de nuevo la electricidad”, añadió Sánchez.

Así, este nuevo temporal frustró los intentos de los neoyorquinos por volver a la normalidad después del azote del huracán que se cobró la vida de 42 personas en la ciudad, ya que la nieve y el fuerte viento derribaron líneas eléctricas y árboles ya debilitados por “Sandy”.

En circunstancias normales, la tormenta invernal no habría sido significativa, pero muchos residentes siguen sin calefacción, el sistema eléctrico es todavía muy frágil y muchos afectados todavía luchan por recuperar sus casas tras “Sandy”.

En el condado de Westchester, los colegios públicos fueron cerrados por los problemas con la electricidad, y todavía hay personas en esa zona que no han recuperado la electricidad desde que el ciclón azotó la región el pasado 29 de octubre.

Aunque el Servicio Meteorológico Nacional advirtió que podría haber grandes inundaciones en zonas ya erosionadas por el huracán, no se registró ningún incidente en este sentido y la alerta activada por riesgo de inundación, nieve, viento y frío se desactivó ayer por la mañana.

Por otro lado se informó que la ciudad de Nueva York y Long Island racionarán a partir de hoy la venta de gasolina para garantizar el suministro de combustible, que desde el paso del huracán “Sandy” está provocando problemas de abastecimiento en la ciudad.

“La mejor manera de ayudar a los clientes a comprar gasolina más rápidamente es alternando los días en los que los conductores puedan comprarla”, afirmó el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en una rueda de prensa.

El alcalde firmó una orden de emergencia por la que se establece un sistema que regulará la venta de combustible en función de si el día del mes y el último número de la placa de matrícula del vehículo son pares o impares.

Paralelamente, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que debido a las interrupciones de suministro de combustible causadas por la tormenta invernal del miércoles, los condados de Nassau y Suffolk (en Long Island) también decidieron aplicar medidas de racionalización de combustible .

Estas medidas sólo afectarán a vehículos no comerciales, por lo que quedarán exentos de la racionalización los taxistas, autobuses, limusinas y vehículos de emergencia.

Las placas que no tienen números (en usuarios que pagan más por incluir palabras) solo podrán repostar los días impares, mientras que los vehículos de fuera del estado estarán sujetos a los mismos requisitos.