‘Gio’, más centrado

El mexicano analiza su vida en el fut inglés y español

ENTREVISTA

BARCELONA, España (AP).— Nacido hace 23 años en Monterrey, México Giovani Dos Santos se acostumbró pronto a ver mundo.

El segundo de los tres hijos del exfutbolista del América, Zizinho, fue también el más precoz en afrontar la celebridad, al ficharlo el Barcelona con apenas 12 años para ingresar en su cantera.

Abanderado de la selección mexicana que conquistó el Mundial Sub-17 de Perú 2005 y en la que figuraban otros talentos como Héctor Moreno y Carlos Vela, Dos Santos debutó en la liga española en una época difícil para el Barsa, cuando la estrella del astro brasileño Ronaldinho se apagaba y empezaba la eclosión de Lionel Messi.

Duró apenas una campaña en el primer equipo, siendo traspasado al Tottenham inglés por una cifra récord para un futbolista mexicano.

Pero sin lograr la continuidad deseada y tras varias cesiones, el fino mediapunta logró finalmente reivindicarse en Londres ganando la medalla de oro para México en los pasados Juegos Olímpicos.

Una inoportuna lesión lo apartó de la final pero, revitalizado por el éxito, regresó en agosto con el Mallorca, que pagó el 50 por ciento de su pase. Tras un agridulce debut ante el Sevilla, en que brilló con dos asistencias pese a perder, Dos Santos se ausentará también mañana contra su exequipo, el Barsa donde juega su hermano Jonathan, nuevamente por dolencias musculares.

Hoy lejos de la niebla londinense y desde la soleada isla balear, habla ilusionado sobre su tercera etapa en España.

¿Cómo le trata Mallorca?

“Muy bien. La isla es hermosa y los compañeros y la afición me han recibido con brazos abiertos. Me siento feliz”.

Del clima y la comida no tendrá queja, respecto a Londres

“Para nada. Todo está muy rico. Tenía muchas ganas de volver a España y jugar en un equipo como el Mallorca”.

¿Se hizo dura la espera?

“Era un momento de incertidumbre. Después de los Juegos Olímpicos me metí en la cabeza que iba a seguir en el Tottenham, porque no parecía que me iban a dejar salir”.

“Yo ya había pasado por esa experiencia y lo afronté con mayor madurez. Pero en los últimos días de mercado hubo una sorpresa agradable con la puja del Mallorca”, dijo ‘Gio’.

Llegó a quejarse de que el Sevilla le dejó “tirado”. ¿Por qué?

“La prensa exageró. No dije exactamente ‘tirado’, sino que habíamos estado hablando durante año y medio y siempre me aseguraron que iba a acabar en el Sevilla. Al final no fue así. No fueron de frente conmigo”.

¿Se están cumpliendo sus expectativas en Mallorca?

“Sí. He jugado cuatro partidos y estoy muy contento. Pese a la lesión estoy tomando ritmo, con el entrenador [Joaquín Caparrós] hablo mucho y voy a intentar ir cada vez a más para conseguir los objetivos”.

¿ De momento no parece que tenga una posición definida?

“Nos estamos conociendo todavía. He jugado en las tres de ataque y me siento cómodo. A medio plazo se irá definiendo mi rol”, comentó Giovani.

¿Recuerda su debut con el Barsa?

“Sí. Contra el Bilbao en sustitución de Thierry Henry. Ganamos. Fue un momento muy especial que nunca olvidaré”.

¿Cuál fue su momento más alegre cómo futbolista?

“Es que hay muchos: el Mundial de Perú, la Copa Oro, mi debut con el Barsa.

¿Y su peor momento?

“Mis meses sin jugar en el Tottenham”.

¿Cómo aguantó?

“El apoyo de la familia fue muy importante y, mentalmente, siempre estuve fuerte. Nunca dejé de creer en mí”, menciona, “Gio”.

“Era una decisión personal del entrenador, que desde el minuto uno no fue de mi estilo. Trabajé duro para mantenerme en forma y jugar en la selección. Eso me ayudó mucho”.

¿Siente que se quedó atrás?

“Quieras o no, son años que pude haber mejorado muchísimo mi futbol. Tenía una progresión muy buena y se cortó”.

¿Hubo demasiada presión sobre el equipo de Perú 2005?

“Quizás no pudimos desplegar todo nuestro futbol como queríamos pero aún somos jóvenes y nos queda muchísimo camino”.

Ha dicho que, cuando vuelva a México, será para jugar en el América. ¿Lo mantiene?

“Sí. Soy americanista y quisiera seguir los pasos de mi papá. Pero aún no es momento. Quiero triunfar en Europa”.

¿Qué heredó de su padre?

“El disparo”.

¿Cuál es la mayor mentira que se ha dicho de usted?

“No sé. Se han dicho muchas. Trato de pensar en lo positivo”, finalizó “Gio”.