ONU describe situación nefasta

GINEBRA, Suiza (EFE).— La ONU describió ayer una situación nefasta y desesperada en Siria, donde la violencia le ha obligado a doblar su previsión de necesidades humanitarias en este país por considerar que cuatro millones de civiles requerirán ayuda externa para sobrevivir a principios de 2013.

“Si el nivel actual del conflicto continúa, podemos proyectar, de manera razonable, que el número de personas necesitadas (de ayuda) pasará de 2.5 millones a cuatro millones a principios del próximo año”, sostuvo el director de operaciones de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA), John Ging.

Asimismo, ya se adelanta que la cifra de 408 mil refugiados actualmente pasará a más de 700 mil para ese entonces.

“Pero este no es el peor escenario, aunque es un escenario horrendo que debe inspirar y motivar a cualquiera con autoridad política a redoblar sus esfuerzos para terminar con este conflicto”, dijo el representante de la ONU.

La Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) había confirmado poco antes que 11 mil sirios han huido a los países vecinos en las últimas 24 horas